Deuda pública de Veracruz llega a 100 MMDP

  • Advirtió el economista e investigador del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores, Económicos y Sociales de la Universidad Veracruzana Rafael Arias; sería la deuda más alta de la historia.

Gobernantes | Xalapa, Ver.— Ante la opacidad con que se ha conducido la actual administración Estatal, pasando por alto la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, con la benevolencia del órgano garante que le ha servido bien de adorno, las cifras reales sobre deuda pública en Veracruz son poco menos que un agujero negro.

Por eso cada quien saca sus cuentas y da a conocer sus datos, aunque eso sí, todos coinciden en que se trata de la mayor deuda pública en la historia de Veracruz. Por lo pronto, el economista e investigador del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores, Económicos y Sociales de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, considera que la deuda pública de la entidad podría ascender a más de 100 mil millones de pesos.

Asegura que la administración saliente debe asumir su responsabilidad y dar a conocer cuánto se debe en pasivos laborales, institucionales y en deuda financiera de corto y largo plazo. En ese sentido, el académico sostiene que la estimación que dio el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez, de 80 mil millones de pesos de deuda no es acertada porque podría ser mayor.

A decir de Arias Hernández “La reestructuración encareció la deuda, no es cierto que se debe lo que se pide, sino lo que se tiene que pagar. Si tú pides un millón de pesos al banco, tienes que pagar un millón de pesos, más intereses, más gastos”, explica. Por lo anterior, el investigador cuestiona que el gobierno de Miguel Ángel Yunes no haya informado sobre esto, ni siquiera a la Comisión de la Verdad sobre la deuda pública de Veracruz que se creó en el Congreso local.

“Esa comisión – sostiene – se convirtió en la omisión de la verdad, y el gran reclamo es que los responsables de esta información deben darla para que se pueda hacer el diagnóstico”. En ese tenor, Arias Hernández acusa que existe una sumisión de los funcionarios encargados de las finanzas en el estado, ya que ninguno ha dado a conocer los verdaderos costos de la reestructuración de la deuda.

La conclusión del investigador universitario es contundente, pues desde su perspectiva, también es delincuente “el que no hace cumplir la ley, el que no informa y más bien desinforma, confunde y entretiene”. Así andan las cosas en materia de información financiera sobre la deuda pública de Veracruz.