Eclipse lunar del próximo miércoles será visible en todo México

A partir de las 05:25 horas, tiempo del centro de México, una ‘Luna de sangre’ será visible en gran parte del continente americano.

ECLIPSE LUNAR 1Excelsior / Ciudad de México.—Durante las primeras horas del próximo miércoles 8 de octubre un eclipse lunar total tendrá lugar. El fenómeno astronómico será visible en todo el territorio mexicano a partir de las 05:25 horas tiempo del centro de México.

La ‘Luna de sangre’ ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna están perfectamente alineados. Durante ese tiempo, la Luna luce un color rojo causado por el reflejo de la luz solar.

El último fenómeno de este tipo ocurrió el 15 de abril pasado como parte de la tétrada de eclipses lunares.

El eclipse lunar tendrá una duración de entre dos y nueve minutos –dependiendo de la ubicación en la que se encuentre el observador-, informó ABC.

La NASA informó que la ‘Luna de sangre’ podrá verse en todo el territorio mexicano, con mayor visibilidad en los estados de la costa del Pacífico, así como en Australia y el este de Asia. En Sudamérica sólo podrá observarse en algunas partes de Colombia y Ecuador.

¿CUÁNDO OCURRIRÁN OTROS ECLIPSES LUNARES?

Los siguientes eclipses lunares totales ocurrirán el próximo 4 de abril de 2015 y el 28 de octubre del 2015.

¿QUÉ TIPOS DE ECLIPSE DE LUNA EXISTEN?

En promedio, los eclipses lunares se producen alrededor de dos veces al año, pero no todos ellos son totales. Existen tres tipos de eclipses:

Un eclipse penumbral se produce cuando la Luna pasa a través de la pálida periferia de la sombra de la Tierra. Es tan sutil que los observadores del cielo con frecuencia no notan que está ocurriendo un eclipse.

Un eclipse parcial es más dramático. La Luna se sumerge en el centro de la sombra de la Tierra pero no en su totalidad; de modo que únicamente se oscurece una fracción de la Luna.

Un eclipse total es el mejor de todos; tiene lugar cuando toda la Luna queda en sombras. La cara de la Luna se torna roja como el atardecer durante una hora o más, mientras el eclipse se desarrolla lentamente.