Editorial

¡Gracias!

Diario Eyipantla Milenio, celebró el 81 Aniversario de su fundación en poder de la familia Enríquez Hernández, festejo realizado el pasado sábado 3 de diciembre, citando que el día memorable es el 5 de noviembre.

Gracias a ustedes amables lectores, a nuestros suscriptores y a nuestros patrocinadores, por su apoyo y participación para que año con año recordemos fecha tan importante en la vida del periodismo regional.

Agradecemos las felicitaciones de los legisladores, presidentes municipales, líderes de los diferentes sectores, políticos, empresariales, sindicales, obreros y campesinos, así como de la sociedad en general.

Y el agradecimiento no sería la real muestra de gratitud sino se reconociera la colaboración de todos los que laboramos en esta casa editorial, un gran equipo de trabajo.

Desde quienes buscan la información afanosamente, como quienes corrigen, editan; quienes imprimen y quienes reparten la noticia diaria para que llegue hasta ustedes.

Todos ellos de los que solo se conocen sus nombres tras la nota, como son los reporteros de la nota roja, de la nota política, de interés general, columnistas y analistas, fotógrafos y comentaristas de sociales y deportes; corresponsales en los diferentes puntos de la región y más allá, que son pilares en la información, a todos gracias.

En la memoria, a quienes nos antecedieron y nos dejaron este legado interminable, fuente de información y de aprendizaje, de los que muchos se nos adelantaron, gracias también por su enseñanza.

Eyipantla Milenio, como el Ave Fénix, brilló como en aquellos años de bonanza; lo que despertó los más enconosos comentarios que nos hacen sentir hoy en día más orgullosos que nunca porque el esfuerzo se premia y motiva a seguir adelante.

 Vamos por el 82 Aniversario, con más fuerza que nunca para seguir informando a usted; se avecina un año de cambios radicales en la vida política, social y económica de México.

Y aunque la palabra esperanza cada vez más desvirtuada en voz de la demagogia, no debe ausentarse del sentimiento de los mexicanos, porque no debe perderse el rumbo de lo que realmente queremos para nuestro país, mejor economía, más asistencia social, empleos, pero sobre todo paz social. Gracias.