Egresados del CAM – 24, ejemplo de supera-ción

Rafael y Jair Maxo Melchi, ejemplo de superación; no hay barreras cuando se busca el éxito. (Foto | Té-pach González)

 

  • Aprendieron el oficio en el Centro de Atención Múltiple, y aperturan pizzería

 

Rafael y Jair Maxo Melchi, ejemplo de superación; no hay barreras cuando se busca el éxito. (Foto | Té-pach González)
Rafael y Jair Maxo Melchi, ejemplo de superación; no hay barreras cuando se busca el éxito. (Foto | Té-pach González)

 

Berenice Tépach González / San Andrés Tuxtla, Ver.—Las personas que cuentan con alguna capacidad diferente siguen teniendo , hoy en día, todo tipo de restricciones; sin embargo, eso no significa que no puedan salir adelante por su propia cuenta.

En la comunidad Tonalapan, perteneciente a este municipio, habitan los gemelos Rafael y Jair Maxo Melchi; dos jóvenes de 19 años de edad, con discapacidad intelectual se propusieron abrir su propio negocio, ante la falta de empleos por su condición, quienes con la ayuda de sus padres Dora Melchi Pucheta, Rafael Maxo Bustamante y hermana, lograron con éxito aperturar una pizzería en su comunidad.

“Cuatipizzas”, es el nombre de esta nueva microempresa, dedicada a la elaboración de panes y repostería, donde la especialidad son las pizzas que ellos mismos preparan con mucha dedicación.

Rafael y Jair, desde la edad de 6 años ingresaron a la primaria especial del Centro de Atención Múltiple (CAM) Núm. 24 de esta ciudad, posteriormente estuvieron cuatro años en el área laboral del mismo CAM – 24, donde les enseñaron diversas actividades para poder generar sus propios empleos y poder valerse por sí mismos.

La idea de montar este negocio, fue sugerida por el Centro de Especialidad, el cual se dedica a hacer actividades con personas que tienen Capacidades Diferentes, enseñándoles un oficio.

No obstante y como cuenta la profesora Yulizzet Arreola Caballero, en este país son pocas las empresas y personas que se atreven a darles empleo a personas con capacidades diferentes, sin embargo, en esta ciudad hay empresas que les han podido brindar empleos a algunos egresados de este centro, mientras que otros egresados han optado por el auto empleo.

Es por ello que a principios de septiembre, Rafael y Jair inauguraron su panadería, teniendo como madrina  la Supervisora Escolar, profesora Sara Verdejo Llarena, quien realizó el corte del listón, felicitando a estos jóvenes en especial a la familia por apoyarlos e impulsarlos a no detenerse ante nada.

A casi un mes este negocio va caminando de manera exitosa, mostrando a la ciudadanía que a estos hermanos su capacidad diferente no les impidió aprender un oficio y ahora son los únicos que además de pan y repostería hacen pizza en Tonalapan.

Sin duda un ejemplo de superación el que Rafael y Jair brindan a todos los jóvenes, enseñándoles que no hay obstáculos que impidan lograr grandes cosas, los obstáculos en la vida, son precisamente los que hacen fuertes a las personas, siempre y cuando no se desista ante ellos, y se aprovechen al máximo; lograr el éxito, depende de ello.