Ejecutan a comerciante cuando abría su negocio

  • Al salir de nuevo a la calle comenzó a levantar la cortina de acero y ahí fue cuando llegó un solo sicario y disparó a quema ropa hasta en tres ocasiones en un ataque directo, quedando tendido en el suelo boca abajo.

DIARIO EN RED | MINATITLÁN, VER.- La mañana del lunes fue ejecutado de tres tiros el comerciante, Álvaro Salgado César de 41 años de edad, cuando apenas se disponía a levantar la cortina de acero de su boutique de ropa.

Los hechos ocurrieron a las 08:24 horas sobre la avenida 18 de octubre en la colonia Santa Clara, frente al panteón municipal, muy cerca de la subunidad de Procuración de Justicia de la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con la versión de testigos, el ahora occiso acababa de llegar a su negocio como todos los días, pero ahora venía conduciendo una motocicleta nueva, recién sacada de agencia.

Se bajó de su jaca de acero, que dejó estacionada en la sombra del otro lado de la calle y al cruzar la avenida todavía logró entrar a su negocio, ingresando por una pequeña puerta para quitar los candados.

Al salir de nuevo a la calle comenzó a levantar la cortina de acero y ahí fue cuando llegó un solo sicario y disparó a quema ropa hasta en tres ocasiones en un ataque directo, quedando tendido en el suelo boca abajo.

Y es que los transeúntes comentaron que todo ocurrió a la vista de mucha gente, que vieron cuando el asesino le disparó a su objetivo y luego salió corriendo con dirección desconocida.

En tanto la familia del hombre abatido a tiros dijo que era comerciante y dueño de la boutique de ropa, quien en vida llevó por nombre, Álvaro Salgado César, de 41 años de edad, con domicilio en la avenida Hidalgo de la colonia centro.

El primer en acudir a la escena del crimen fue el sub delegado regional de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Amado Hernández Cruz junto con sus elementos de la policía estatal.

Posteriormente arribó a la escena del crimen detectives de la Policía Ministerial al mando del comandante Félix Reyes González, quienes ordenaron el levantamiento del cadáver, siendo trasladado a la morgue por personal de Servicios Periciales.

Se recordará que el pasado 26 de febrero del año en curso, cuatro hombres civiles armados, entre ellos un menor de 17 años de edad llegaron a cobrar cuota al mercado del Tomito en Cosoleacaque y asesinaron a tiros a un comerciante.

Tras el crimen se desplegó un fuerte operativo policial con elementos de la policía estatal, Fuerza Civil y soldados del Ejército Mexicano, quienes se encontraban en un retén y se dio una persecución a balazos.

Tras el operativo el vehículo dónde viajaban los sicarios, chocó contra un taxi de la localidad, que los obligó a detener su loca carrera y fueron detenidos cuatro presuntos miembros de una célula delincuencial