Ejidatarios piden castigo para quien derribó un árbol simbólico

Denuncian al “depredador” Comisario de Dos Amates…
Habitantes de Dos Amates, se encuentran indignados porque el Comisariado Fernando Hernández derribó un árbol que donó el ex gobernador Patricio Chirinos y que tenía una vida de 19 años

Gran Kayman, Catemaco, Ver.—Ciertos abusos de poder, arraigan la percepción ciudadana, de que la corrupción, prepotencia y la impunidad son factores determinantes que destacan al que se dice “Comisariado Ejidal” de la comunidad Dos Amates, perteneciente al municipio de Catemaco, Ver., Fernando Hernández Esquivel, quien ha hecho del cargo, -en mala hora conferido- , su pequeño feudo en el cual puede realizar todo tipo de atropellos.

Habitantes de esa localidad, se quejan, de que sin tomarlos en cuenta este sujeto derribó un simbólico árbol de amate, el cual fue obsequiado para su plantación por el ahora ex gobernador del Estado, licenciado Patricio Chirino Calero, en plan de reforestación en esa zona, en una visita que hiciera su esposa, doña Sonia Sánchez de Chirinos, a esta comunidad en aquellos ayeres, donde también había entregado juegos infantiles.

En una asamblea general ejidal, los ejidatarios muy molestos le reclamaron su prepotente actitud por esas anomalías que viene realizando en “lo oscurito” y por su mal proceder del derribo del simbólico árbol de amate, que tendría a la fecha 19 años de existencia y era considerado ya como una reliquia para los habitantes de dicha comunidad.

Los habitantes de Dos Amates, catalogan este bochornoso acto que atenta contra la naturaleza y sus entornos naturales.

Hoy en día que los gobiernos municipales, del estado y federales han pugnado por la conservación de los bosques y debido a ello se hizo la proclamación de la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, y el 95% de su entorno es área protegida, incluyendo esa comunidad, Dos Amates.

Sin embargo, esto parece poco importarle a Fernando Hernández, que ab usando del poder, que supuestamente ostenta como comisariado ejidal, con lujo de prepotencia comete actos vandálicos contra la naturaleza.

Existente leyes que preveen esto como un delito; ojalá se haga cumplir dicha ley en contra de este sujeto para evitar que en dicha comunidad se siga llevando a cabo el derribo de árboles protegidos por la SEMARNAT, SEDARPA, Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, porque creemos que el desmonte lo realiza en “lo oscurito” sin permiso alguno, solo ostentándose como el “Juan Camaney Ejidal”.

Así de esta manera es como ejidatarios hacen la denuncia pública y piden se le investigue y se le castigue conforme a la ley; quienes omitentes sus nombres por temor a represalias.