El apoyo y la ayuda a damnificados

  • Hay todo el presupuesto, falta que lo repartan
  • ¿Cuándo llegará la ayuda a los afectados?
  • No pueden esperar a que se hagan trámites

Qué bueno, que el mismísimo presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador no lo haya mandado a decir desde sus conferencias mañaneras, sino que vino personalmente a la capital del estado de Veracruz, para decirnos que “No hay límite presupuestal para apoyar a los damnificados por el huracán Grace”

Pero también es digno de destacar el hecho de que advirtió que no se repartirá a diestra y siniestra, como se hacía antes y era una robadera, porque al final de cuentas la ayuda nunca llegaba a los damnificados.

Y la verdad es que ahora sí, tiene toda la razón el presidente López Obrador, porque desgraciadamente, luego de los fenómenos naturales que azotan a la entidad, hemos visto los videos en las redes sociales, como funcionarios en el poder, que supuestamente deberían de repartir las ayudas de alimentos, medicinas, colchonetas y todo tipo de enseres domésticos, los están almacenando en sus casas de campaña, para luego sacarlos cuando sean candidatos a otros puestos de elección popular.

Aunque también hay que destacar el hecho y la decisión presidencial, de que la ayuda y apoyos se repartan a través de las secretarías federales de la Defensa Nacional -nuevamente el ejército entra al quite de los problemas- y la de Marina Armada de México.

Queda flotando en el aire la interrogante ¿Por qué si ahora en el gobierno de la Cuatro T se supone que ya no hay corrupción, que ya no es como antes, que era una robadera, entonces porque no se reparte y comparte a través de la Secretaría de Bienestar federal o Protección Civil estatal?

Porque hay que advertir también, que se va a seguir el mismo plan que se aplica todavía en el vecino estado de Tabasco, luego de las inundaciones de varios municipios, en donde se dijo lo mismito, que no habría límite presupuestal para los apoyos y que se entregarían directamente a través de Marina y el Ejército.

Pero resulta, que en la actualidad, todavía después de varios meses, no les han entregado a los afectados que perdieron todos sus enseres domésticos lo prometido y según se ha dicho será hasta el mes de diciembre cuando empiecen a llegar las estufas, refrigeradores, televisores y todo lo demás.

Y mientras tanto, todas las familias que perdieron su patrimonio, ¿van a tener que seguir esperando hasta que el destino los alcance?

Porque qué bueno que se pretenda levantar un censo de los afectados, ojalá y se incluya a todos los que quedaron en el desamparo, luego del paso del huracán Grace que golpeo el territorio veracruzano con lluvias históricas -como nunca antes se habían dado en la capital del estado- con vientos de más de 200 kilómetros por hora.

También sería muy recomendable, que se transparentaran y difundieran las listas de los afectados en cada municipio, porque no vaya a ser -como ya ha ocurrido en la actualidad- que en los que reciben los apoyos son también los familiares de los llamados “servidores de la nación” que meten en el censo, a quienes no lo necesitan, aprovechando que, a río revuelto, ganancia de pescadores.

Otro tema interesante, es el de las colectas que organizan grupos y asociaciones de la sociedad civil, para llevar los productos básicos y urgentes, como son agua, alimentos y medicinas, también directamente a las comunidades, como ocurre siempre que hay una desgracia o nos afecta un fenómeno natural.

Pero resulta que ahora, en algunas dependencias de gobierno, están obligando a los empleados a que cooperen con una cantidad en efectivo, lo que no debería permitirse, primero porque se supone y ya lo vino a decir el propio presidente AMLO que hay todo el dinero necesario para atender la crisis y luego al final de cuentas nadie sabe, nadie supo en dónde quedó la bolita, en este caso, el billete.

A estas alturas, luego de casi una semana del paso del huracán Grace, ya deberíamos de estar viendo en las benditas redes sociales, los camiones -como los que están en el malecón del puerto de Veracruz repletos de “ayuda humanitaria” para mandarlos a Haití- que deberían de estar llevando los básicos a las comunidades afectadas.

Porque no se puede responder a las familias veracruzanas afectadas en su patrimonio, “aguántame tantito, nada más termino de levantar el censo de daños y ya luego te mando la comida”.

Porque además las autoridades federales en su afán de quedar bien y decir que son efectivos, van a reportar como lo está haciendo la CFE de que el 90 por ciento de las viviendas ya cuentan con luz nuevamente, en tanto que en la otra realidad, vecinos de la colonia Mecánicos de Piso, bloquearon el acceso de esta colonia para exigir a las autoridades correspondientes el regreso de la electricidad, pues ellos manifiestan que ya llevan 5 días sin luz y sin agua.