El Breve Espacio – Juan Carlos Absalón Pólito

Resulta por demás vergonzoso que ahora los candidatos busquen excusas para justificar ¿por qué quieren ser diputados federales?; no es pedrada, es un acierto, y a quien le venga el saco que se lo ponga.
Más valioso sería escuchar propuestas, ideas con proyectos a futuro inmediato que ayuden dentro de sus posibilidades a equilibrar la condición social, política, económica y de seguridad que tanto urge al país, con ideas frescas y no repitiendo lo que otros en campañas pasadas, ya lo dijeron y que la ciudadanía lo sabe ya de memoria.
Da pena, que candidatos con experiencia y otros sin ella, repitan lo mismo. ¡Por favor señores!, si sus aspiraciones ya las venían madurando desde hace un buen tiempo, ¿por qué no invirtieron en un verdadero proyecto, analítico con todas sus aristas, para lanzarse a la conquista del electorado, y no parecer improvisados como se están viendo en el escenario donde se están presentando?

Cierto es que la política ha tenido sus caídas y que les han costado, no sólo la pérdida de sus seguidores sino que algunos han llegado a desaparecer de la palestra.
Recordamos a un político priísta que se hizo famoso por sus frases pronunciadas ante los medios de comunicación, que por cierto nació en Tuxpan, Ver., un 3 de abril del año 1921 y falleciera en el vecino país del norte, Denver, Colorado un 19 de marzo del año 1985.
Siendo abogado, político, historiador y académico, fue un hombre preparado para el ejercicio que desarrolló como servidor público. Fue Asesor de la Secretaría del Trabajo, en el gobierno de Manuel Ávila Camacho; ratificado por Adolfo Ruiz Cortines, quien más tarde le encomendó la Jefatura de Estudios Económicos de Ferrocarriles Nacionales de México.
Con Adolfo López Mateos, estuvo como Subdirector General Técnico del IMSS; posteriormente fue Diputado Federal a la XLV Legislatura por el PRI. Durante el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, fue director de PEMEX.
Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, de 1972 a 1975. Por su experiencia fue nombrado Director General del IMSS, durante el mandato de Luis Echeverría Álvarez.
Destacando la más importante como Secretario de Gobernación en el período de José López Portillo. Finalmente estuvo como Secretario de Educación dentro del mandato de Miguel de La Madrid Hurtado.
Don Jesús Reyes Heroles, sin duda alguna fue el personaje idóneo para ser Presidente de la República, por su ascendencia extranjera, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en aquel entonces no lo permitió, aún cuando Gustavo Díaz Ordaz, lo vio como el principal sucesor de su gobierno, pretendiendo franquear dicha disposición legal, sin embargo la honestidad de Reyes Heroles fue clara, rechazando esa oportunidad; siendo beneficiado con esa disposición el panista Vicente Fox, a asumir las riendas del país que tan cuestionada siguen siendo hasta nuestros días.
Sin lugar a dudas, Reyes Heroles, ha sido el mayor ideólogo que el PRI ha tenido en su existencia; su preclara defensa de la obra social e institucional de la Revolución Mexicana ha sido y es escuela de muchos políticos que han seguido su doctrina y filosofía.
Desde entonces y en cada encomienda que tuvo a su cargo sus frases se hicieron célebres entre la clase política y periodística, las cuales seguimos escuchando hasta nuestros días, como aquellas: “En política, la forma es fondo”, “Lo que resiste, apoya”, “Puerta abierta para que se vayan los oportunistas, mal que sufre cualquier partido” o “En el ejercicio de la política hay que aprender a lavarse las manos con agua sucia”.
Es importante destacar que Reyes Heroles vivió las mutaciones que sufrió su partido, quizá por eso su frase “Puerta abierta para que se vayan los oportunistas, mal que sufre cualquier partido”; los que hoy en día conocemos como chaqueteros y que buscan estar en todos los escenarios, pretendiendo incursionar en alguno de ellos, para ver cual los cobija. Y de esos tenemos muchos, y sin necesidad de mencionarlos ya sabrá amable lector a quienes nos referimos, y con ello perderíamos la oportunidad de este valioso espacio que nos brinda esta casa editorial.
Bien esta breve semblanza del añorado político ha dejado una huella imborrable, que ya es tema de estudio y que muchos políticos que desean hacer carrera en el ejercicio público, siguen como ejemplo.

En reciente entrevista con el catemaqueño Jorge Uscanga Escobar, al final de la misma repitió una frase de Don Jesús Reyes Heroles: “Lo que resiste apoya”.
En el análisis político del que tanto gusta el candidato a la diputación federal por el Distrito XIX Electoral Los Tuxtlas, tal parece que el vecino del turístico municipio ha encontrado o conserva un mecanismo para evitar que sus opositores incluyendo a muchos que no debiera tener dentro de su equipo de trabajo, que en ocasiones, pretendiendo que hacen un bien a su imagen gustan de negarlo o excluyen de su agenda cuando acuden a visitarlo o conseguir alguna entrevista, el experimentado político se mantiene en su postura, y los sigue conservando.
Con ello es claro que el licenciado Uscanga Escobar sigue defendiendo su postura y no hará cambios forzado por sus opositores, pero también se observa en el candidato que tampoco mantendrá en su posición a personajes que podrán haber sido leales o eficientes en determinadas circunstancias, pero que en la presente contienda lo debilitan en lugar de fortalecer el proyecto por el cual está luchando.
De allí que se comprenda que lo que resiste, apoya.
Así es, efectivamente Uscanga Escobar, no escucha el canto de las sirenas y de ello dará cuentas en la próxima contienda, y los que aguanten hasta el final saldrán fortalecidos y los que no solitos se irán.

Ahora bien, cerrando el círculo de la presente entrega, citaremos al que se dice su principal adversario, conforme los parámetros de las “encuestas” que surgen por allí.
Resulta que el pasado fin de semana, el panista Contador Público Fernando Santamaría Prieto, vecino del municipio cañero, para “afianzarse” en el gusto del electorado, que más bien pareció un grito de impotencia ante la falta de un discurso propositivo, decía ante los medios en conferencia de PRENSA que los caminos se encuentran en mal estado, porque así lo han permitido quienes se encuentran en el poder y que ésta situación no es obligación del gobierno federal. ¿Quién vigila a quién?
Y esto lo dijo nada menos ante quien dijo su amigo, Julen Rementería, Coordinador Nacional de los Centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; ¿lo ayudó acaso?
En respuesta el visitante que trajo el  calor político dijo que el candidato blanquiazul es una de las pocas personas que quiere en realidad trabajar por su distrito ¿…será?
El discurso fue pobre y se llenó de los ofrecimientos que se dan por parte del sistema en tiempos electorales; y aguas, porque el que escupe para arriba…
Tan sólo citemos el caso reciente de Playa Vicente, camiones cargados con recursos enviados por la SEDESOL para repartirlos fuera de la administración municipal… ¿Cómo se le llama a esa acción…?

Y por último, resultó curioso que entre las doscientas solicitudes que recibiera Santamaría Prieto, todas fueran para arreglar caminos, y todo porque los malos gobiernos no hacen su trabajo…
¿Por qué teniendo los máximos escenarios para difundir las mejores propuestas que con desesperación desea escuchar la ciudadanía usan descalificativos y acusaciones pretendiendo disfrazar la falta de capacidad para conquistar a la ciudadanía? Usted tiene la respuesta amable lector
Comentarios y sugerencias absa_1962@hotmail.com