El Breve Espacio, por: Juan Carlos Absalón

sabado 13 juan carlosAún firmado, el acuerdo no tendría validez
La Democracia al interior del PRI, con sus mandatos

 La semana inició calientita con el primer tropiezo democrático del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde no hubo los primeros acuerdos que permitieran el acercamiento de los aspirantes a la presidencia municipal de San Andrés Tuxtla.

Y es que así debe ser, los dos personajes ya probaron las mieles y las hieles en procesos electorales anteriores y saben de estas lides, no son ningunos improvisados, saben el terreno que pisan y que primero debe haber un vencedor en el ring del tricolor para luego enfrentar a sus demás adversarios de otras corrientes políticas.

El comentario antecede porque no hubo la firma de un documento que el Delegado del PRI en el Distrito XXV, pretendía se lograra para que el proceso continuara con un pacto de caballeros, de civilidad y respeto.

Al analizar la copia de un documento en nuestras manos, escudriñamos en él, que contiene lo siguiente:

Con el logotipo PRI, al extremo superior izquierdo, y una leyenda del lado derecho: “COMITÉ DIRECTIVO ESTATAL DEL PRI”, Coordinación de Delegado Distrito XXV, Municipio San Andrés Tuxtla”, se antecede el documento que provocó la molestia de uno de los aspirantes a la presidencia municipal por San Andrés Tuxtla, y que se titula:

“ACUERDO DE UNIDAD PARTIDISTA.”

El documento previamente elaborado e impreso a la letra dice: En las instalaciones del Comité Directivo Municipal del PRI de San Andrés Tuxtla, reunidos los C.C. Manuel Rosendo Pelayo y Rafael Fararoni Martínez, aspirantes a ser postulados como candidato del Partido Revolucionario Institucional a cargo de presidente municipal constitucional del municipio de San Andrés Tuxtla; así como el Lic. Genaro Villegas Cázares, Delegado Político del Distrito XXV, con cabecera en San Andrés Tuxtla, con la finalidad de firmar el presente:

ACUERDO DE UNIDAD PARTIDISTA

Bajo las siguientes: DECLARACIONES

(Antes de continuar existe un error en el segundo apellido del nombre de Rafael Fararoni Martínez, cuando es Mortera) Sigamos…

Primera.— Que participan en este proceso interno con el compromiso de respetar los estatutos, así como la base de la convocatoria una vez que ésta se expida, así como los acuerdos a que arribe el Comité Directivo Estatal del PRI en Veracruz de conformidad con los sondeos y encuestas con que éste cuente.

Bien, tendremos Convocatoria a partir de mañana domingo 14 de Febrero, y en cuanto a tomar en cuenta los sondeos y encuestas… Aquí es donde el proceso interno pudiera enrarecerse desde allí…

Segunda.— Cada uno de los firmantes acuerda por sí, mantener la unidad en torno al partido, respetando la determinación a que éste llegue para garantizar el triunfo inobjetable que le permita al municipio de San Andrés Tuxtla continuar con el progreso que la fidelidad por Veracruz le ha generado.

Aquí el PRI les recuerda que la presencia y continuidad del partido rojo se debe a la Fidelidad por Veracruz, o sea, lealtad al Gobernador y quien así no lo haga está fuera…

Tercera.— El presente acuerdo es unilateral y voluntario y tiene como finalidad generar los escenarios de unidad y condiciones de triunfo que permitan al PRI continuar siendo la primera fuerza política en el Estado de Veracruz y con esto seguir generando los estados de bienestar, democracia y justicia social que actualmente gozan los veracruzanos.

Una vez más el PRI, les recuerda que el acuerdo es exclusivo y voluntario, a nadie obliga, entonces ¿hay o no, desacato de Manuel Rosendo? Si quieren unidad o unificar al partido el consenso no debe darse 24 horas antes de, sino con mucha antelación…

Se firma el presente acuerdo de Unidad Partidista siendo las doce horas del día ocho de Febrero del año dos mil diez.

Ya todo estaba hecho, en papeles, pero en los hechos reales y presencia de, nada había pactado, por lo cual aquí el Delegado se lava las manos. Así de fácil.

Al final una aclaratoria:

De no ser respetado el presente acuerdo por alguno de los firmantes será turnado a la comisión de Honor y Justicia Partidaria de nuestro Partido para sus efectos correspondientes.

Aquí el que se indisciplinara sería castigado por el PRI, un documento que deja mucho que desear, así es la democracia al interior del PRI, o lo tomas o lo dejas, no hay más…

Serán nuestros amables lectores que observen cual fue la causa de polémica entre los aspirantes del PRI en San Andrés Tuxtla.

 

Cualquier comentario o sugerencia podrán señalarlo en nuestra página de internet  https://www.diarioeyipantla.com/el-breve-espacio-por-juan-carlos-absalon o enviar al e-mail: absa_1962@hotmail.com o subdirección@diarioeyipantla.com