El breve espacio por Juan Carlos Absalón

Celso y Yazmín en busca CDE del PRD.
 El ahorro presupuestal de los Ayuntamientos.
 Los Jefes de los Jefes de los Jefes.

Para el próximo domingo 8 de Noviembre del año en curso, los militantes del Sol Azteca, renovarán cuadros, y con ello han comenzado a realizar reuniones los fines de semana en sus diferentes municipios donde aún conservan la camiseta amarilla.

Se comentan dos nombres de personas que han ocupado puestos relevantes de elección popular y dentro de la función pública, y entre ellos figuran de esta región los licenciados Celso Pulido y Yazmín Copete, para ocupar la dirigencia estatal, de allí que se les vea presencia en diferentes puntos de la Entidad.

Con ello los comités de base que sobreviven en los distintos municipios donde pareciera increíble —trascendió que— algunos militantes del Revolucionario Institucional como del blanquiazul, están renunciando a sus filas y se están sumando al Partido de la Revolución Democrática.

El comentario podría criticarse de absurdo; sin embargo, esta actitud está cobrando fuerza en razón de los malos manejos del sistema y del engaño en que muchos quedaron endulzados y no les cumplieron con lo pactado, de allí la rebeldía.

Tan sólo el perredismo que aún sobrevive en el municipio de San Andrés Tuxtla, está conformado de 47 comités de base con presencia en igual número de comunidades; el que alberga una población de al menos cerca de mil militantes del Sol Azteca; los cuales están debidamente afiliados a ese partido político; número que se multiplica en época electoral.

En este Municipio, al igual que en otros de la Entidad donde aún sobrevive el PRD, están realizando reuniones cada domingo, en lugares abiertos ya que no cuentan con presupuestos para eventos masivos, y sobreviven con apoyos de algunos legisladores que fueron llevados a una curul, los que gestionan algunos apoyos, no tan onerosos como los que otorga el PRI o el PAN, para aglutinar gente.

El PRD pareciera no interesar por ir a la baja, sin embargo, no hay que descartar su presencia en las próximas elecciones, tan sólo hay que citar el caso de Oaxaca, donde la alianza con el partido azul, podría cambiar radicalmente y retomar fuerza.

Arturo Hervis, quien ha vivido siempre a costillas de ese partido, ahora nuevamente se lanza para ir en busca de la Gubernatura; y aquí en San Andrés Tuxtla, donde parecía que no iban a tener algún candidato ya se comenta por voz de los mismos militantes que ya cuentan con un posible, que en este caso sería Aldo Sánchez, y en busca del comité directivo municipal ya andan por ahí Ortega, Paul y otros más.

Y pareciera una idea descabellada, pero ¿qué pasaría si al diputado local que busca notoriedad porque se conozca sus aspiraciones por la Alcaldía de San Andrés Tuxtla, no lo aceptara al final de cuentas el Revolucionario Institucional y lo promoviera el PRD? Hay que recordar que el pregón del ingeniero es de que es gente que viene de abajo y los del Sol Azteca, son gente del campo que están reclamando justicia a sus demandas y que ahora con la crisis están sintiendo la burla de que han sido objeto por parte de quienes les pidieron el voto y nada han recibido a cambio y están deseos de tener presencia nuevamente… A ver qué pasa.

Mucho se comenta de los ajustes presupuestales y de los fuertes debates que al interior de los Ayuntamientos se sostienen entre ediles y alcaldes para apretar el cinturón al máximo a fin de evitar gastos innecesarios y con ello seguir realizando la obra necesaria dentro de la Administración Municipal.

Lo cierto es que cada edil tiene asignadas responsabilidades que se repartieron de acuerdo a su perfil en una sesión de cabildos para justificar su presencia en un Ayuntamiento, además que haya sido favorecido con la simpatía ciudadana, eso no quiere decir que no deba cumplir con la encomienda.

Desde el momento en que un alcalde contrae compromisos estos se verán reflejados necesariamente en el gasto público; tan sólo hay que ver cuántos directores o jefes de área están incrustados en un Ayuntamiento. Es notoria la presencia de jefes de jefes de jefes.

Un regidor tiene el compromiso de cumplir con las funciones encomendadas y observe usted si realmente las realiza; al final de cuentas quien más trabaja es un Presidente Municipal por el compromiso de estar presente en todos los puntos, compromisos, reuniones, inauguraciones, gestiones, actividades de todo tipo político, social, cultural y hasta en eventos de carácter cívico.

La presencia de un Alcalde es la más importante y siempre así será; ahora veamos, ¿Cuántas veces se ha notado la ausencia de ediles en diferentes eventos, donde deberían estar?
Los ediles hoy en día están más preocupados en salir en la foto que en cumplir con sus funciones; el ahorro partiría de allí. Los ediles con sus encargos no cumplen en su mayoría porque ahora existen directores o jefes de área; de allí que haya jefes de jefes de jefes.

Observe usted cuantos ediles se presentan a sus oficinas para cumplir con la ciudadanía y el tiempo que permanecen allí; y aunque pareciera una burla, trabajan menos horas que un presidente municipal, por el sólo hecho de abanderarse en el partido que los llevó a ocupar un “hueso” si quieren van a trabajar y sino solo se presentan a cobrar sus jugosas quincenas.

Por eso cuando hablamos del ahorro presupuestal, la función que deberían realizar los ediles simple y sencillamente es una inmensa fuga de capital donde no ejercen la tarea asignada.

Y muchos se sentirán aludidos, pero son contaditos, permítaseme la expresión “son contaditos” los que realmente colaboran con un Alcalde en la gestión y en el trabajo político, los demás no saben siquiera a veces que está sucediendo alrededor, de no ser porque a veces se enteran a través de los medios en donde están fallando garrafalmente.

Es lamentable que con la creación de tantos puestos públicos donde muchos no cumplen, se esté gastando un dinero que vienen a aprovechar algunos que hasta el suelo pierden, porque piensan que hacen su trabajo cuando no es así.

En el pasado, los ediles hacían las funciones de supervisar las obras personalmente, estaban atentos en la administración de recursos, estaban atentos que el personal realizara realmente sus labores; que la seguridad pública municipal realmente funcionara y que no se contaminara de vicios y compromisos; de una verdadera difusión cultural y deportiva; de que el renglón educativo fuera atendido dentro de la medianía de sus posibilidades; de que la atención ciudadana se cumpliera y se evitaba tanto burocratismo para atender a los solicitantes en sus demandas.

Hoy en día, un edil, tiene sus secretarios, tiene sus choferes, tiene gente demás; incluso se observa en algunos cubículos, no sólo a un asistente sino hasta dos y tres, algunos viendo hasta películas en las computadoras de algunos de ellos; la ciudadanía los busca y no los encuentra, porque dicen sus secretarios que andan de comisión ¿Cuál?
El trabajo social está abandonado, se está haciendo política, el número de indigentes está creciendo a pasos agigantados, niños vendechicles no son investigados para saber quiénes son sus padres, y así evitar un futuro incierto para ellos; la proliferación de prostitutas en antros con menores de edad aumenta; por citar casos en este renglón.

La evasión por falta de vigilancia en la recaudación de impuestos por parte de la Hacienda Municipal crece y crece; en fin que la tarea de un conjunto de personas que debieran estar cumpliendo con sus funciones no hace más que crear más trabajo a los Alcaldes, que al final de cuentas son los que realmente devengan el sueldo que cobran.

Y viene la pregunta ¿Dónde está la fuga del presupuesto y dónde se podría ahorrar un Ayuntamiento para continuar con sus funciones de gestión social y hacer obra pública?
Los ediles tienen que trabajar y quitar a tanto “funcionario público” advenedizos que además se convierten en intermediarios, cuando nada tienen que hacer allí.

Si tan sólo se investigara a “funcionarios menores” podríamos descubrir algunas cosas que sorprenderían a la sociedad en general.

Comentarios y sugerencias: E-mal: absa_1962@hotmail.com y subdireccion@diarioeyipantla.com