El del 94, bloquea un rato la Rascón

San Andrés Tuxtla, Ver.—La calle Antonio C. Rascón, en su reconstrucción, la administración en turno construyó las banquetas anchas y la calle angosta precisamente para evitar el estaciona-miento y que el tráfico fuera fluido; hasta hoy en día, algunos nuevos ruleteros no comprenden porque la calle está reducida. Aquí la muestra de un bloqueo que irritó a conductores la tarde de ayer. (Foto: JC Absalón)

Juan Carlos Absalón, San Andrés Tuxtla, Ver.—Expuestos siempre a la crítica, señalamos la actitud irresponsable con la que algunos “taxistas”, y léase bien, precisamos “algunos taxistas”, jóvenes que apenas comienzan a tomar el volante como ruleteros creen que las calles son de su propiedad haciendo lo que más se les pegue en gana.

Aquí hay corporación responsable, la que se siente intocable, pues no quieren que se citen estos casos porque desde luego, cuando nos leen pretenden hacer alarde de influyentismo, y si les viene el saco que se lo pongan.

Los hechos hablan por sí solos.

La tarde de este jueves 23 de junio del año en curso, en la calle Antonio C. Rascón, entre Avenida Venustiano Carranza e Ignacio Allende, del centro de la ciudad, precisamente frente a conocido negocio de 24 horas, pasadas las 15:00 horas, el conductor del taxi número económico 94 “estacionó” su vehículo frente al citado negocio para tomarse tranquilamente un refresco.

Lamentablemente este joven ignora que es una arteria muy transitada en el corazón de San Andrés Tuxtla.

El conductor de un camión repartidor de cervezas y refrescos, marca ISUZU ELF-450, color blanco, con caja metálica, placas XL-29-306, quien gana por comisión y que tiene la necesidad de entregar cuentas a la hora que la empresa lo cite, preocupado por no poder cruzar la calle angosta ya que el taxi 94 obstruía su paso, decidió arriesgarse a pasar con el riesgo de rallar el taxi o que el taxi lo rayara, pues no había más que dos centímetros de espacio.

Mientras tanto atrás una larga cola de vehículos, cuyos conductores bastante molestos aumentaban el sonido de sus cláxones.

Al percatarse de la situación, el que esto escribe tomó las fotos correspondientes, por lo que el conductor del automóvil marca Nissan, tipo Tsuru, en la modalidad de taxi, número económico 94, colores oficiales, del sitio local de San Andrés Tuxtla, placas de circulación 35-07-XCG del Estado de Veracruz, decidió retirarse del lugar.

Los conductores se acercaron a comentarnos críticas en contra de Tránsito; lo cierto es que falta mucho personal para poder cubrir esta enorme ciudad que ha crecido desorbitadamente, y no sólo personal, sino también un buen parque vehicular.