El EJÉRCITO MEXICANO captura al número tres de Los Zetas

Carlos Oliva Castillo (a) LA RANA, es el presunto tercero en la cadena de mando del cártel; también es el líder de Los Zetas en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. (Foto: Agencias AP)

Agencias EFE, México D.F.— El EJÉRCITO MEXICANO presentó este jueves a Carlos Oliva Castillo, (a) LA RANA, presunto tercero en la cadena de mando de la organización criminal Los Zetas, y líder de ese cártel de las drogas en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas —sus principales bastiones—, quien fue capturado el miércoles en el noreste del país.

La SECRETARÍA DE LA DEFENSA NACIONAL (SEDENA) indicó ayer jueves en una conferencia de PRENSA que Oliva Castillo es “uno de los líderes más importantes” de esa organización delictiva, solo por debajo de Heriberto Lazcano Lazcano, (a) El Lazca, y de Miguel Ángel Treviño Morales, (a) El 40.

Además, según las Fuerzas Armadas, el detenido fue quien dio la orden de perpetrar el ataque incendiario contra el casino Royale de la ciudad de Monterrey para presionar el pago de una extorsión, una acción en la que murieron 52 personas el pasado 25 de agosto.

Los militares lograron ubicar una vivienda en la que se encontraba el sospechoso, de 37 años, y lo detuvieron sin efectuar un solo disparo.

Sin embargo, al enterarse de su arresto, Los Zetas en la zona atacaron en varios lugares a la fuerzas del orden para intentar liberar a su jefe.

Los delincuentes “intentaron atraer a las tropas del Ejército Mexicano hacia otros puntos mediante agresiones a las fuerzas de seguridad en diversos lugares de la ciudad de Saltillo, para llevar a cabo un posible rescate, acción que no tuvo éxito”, detalló la SEDENA.

LA RANA, quien también se hace llamar Nazario Mendoza Velázquez, fue puesto a disposición de la Fiscalía Federal “sin daño alguno y respetando a sus derechos humanos”, aseveró la dependencia.

Junto al presunto narcotraficante, fue detenido también Juan Carlos Garza Rodríguez, (a) EL JUANILLO, presunto jefe de su escolta personal; e Iracema López Garza, supuesta pareja sentimental de LA RANA.

En la acción, las autoridades decomisaron dos armas largas, dos cortas, cinco kilos de marihuana, dos vehículos, uno de ellos blindado, aparatos de comunicación, y un equipo informático.

EN EL CÁRTEL DESDE 2005

De acuerdo con las investigaciones Oliva Castillo inició su carrera criminal en 2005 en el estado de Tamaulipas, cuna de Los Zetas, una organización criminal que nació como brazo armado del Cártel del Golfo, del que se separó en marzo de 2010.

En 2009 supuestamente se desempeñó como responsable de la contabilidad para una célula de Los Zetas dirigida por Eulalio Juárez Cifuentes, en ese entonces encargado en el estado de Nuevo León para esa organización criminal.

A principios de 2010, La Rana sustituyó a Juárez Cifuentes hasta abril de 2011, fecha en que delegó las actividades operativas en Nuevo León a Francisco Medina Mejía, (a) El Quemado, para que hiciera frente a la guerra que libran Los Zetas con el Cártel del Golfo en esa región.

“Actualmente Oliva Castillo era el responsable del trasiego de la droga en la región noreste” de México, que comprende a los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila», señaló la SEDENA.

Por la intensa confrontación que mantienen Los Zetas contra el cártel del Golfo, el detenido había instalado su centro de operaciones en Saltillo, una urbe que presenta menores niveles de violencia.

El EJÉRCITO MEXICANO asegura que Oliva Castillo dio la orden a El Quemado, para que atacara el casino Royale de Monterrey.

Tras los intensos tiroteos que se desarrollaron en Saltillo como consecuencia del arresto de Oliva Castillo, los soldados mexicanos se incautaron de 4 armas de fuego, 40 cargadores, 583 cartuchos y cuatro vehículos.

Los Zetas son considerados como uno de los cárteles más sangrientos de México, a los que se acusa, entre otras cosas, del homicidio de 72 inmigrantes indocumentados, la mayoría centroamericanos, en Tamaulipas, en agosto de 2010.

 

2 COMENTARIOS

  1. los levantones, desaparecidos, muertos, extorsiones, amenazas, son utensilios del narcotrafico desde muchas decadas atras o sera que nuestros gobernantes tuvieron miedo en despertarlo y ahora que esta despierto tienen miedo de no seguirlo atacando, por los beneficios personales que les dan hasta pareciera que la debemos tener miedo a ellos que tienen el poder y se cubren con el escudo de la ley que pregonan por con ella

Comments are closed.