Jue. Jul 25th, 2024

El H. ayuntamiento de San Andrés Tuxtla emitió el siguiente comunicado derivado de los hechos ocurridos el martes 18 de junio de 2024.

Los lamentables acontecimientos del pasado martes, en que un grupo de personas cometió innumerables acciones que están calificadas como delitos en el Código Penal del Estado de Veracruz, usando como justificación la negativa por medio de la fuerza, a que continuaran los trabajos de reparación de la calle Manuel A. De la Cabada, conducta que ya habían mostrado en otras calles y en fechas anteriores cuando agredieron a trabajadores, afectaron maquinaria y materiales y a lo que ahora se sumó el fallecimiento del comerciante Jorge Luis Zapata Báez, resultaron en una crisis que puso en peligro la vida y patrimonio de muchas personas que se vieron obligadas a alejarse del lugar de los hechos o a cerrar los comercios del centro de la ciudad, además de atentar contra la autoridad legítimamente constituida que es la que tiene la potestad del pueblo para efectuar las obras para beneficio de toda la comunidad. Esta agresion desde el anonimato de una multitud, que ofendió en lo personal y familiar a la Doctora María Elena Solana Calzada, Presidenta Municipal Constitucional, también fue oportunidad para esparcir, con toda mala intención y sin más sustento que la falsedad, versiones acerca de su salud y estado anímico, que fue replicada por algunos medios desinformados, por lo que a nombre del Honorable Cabildo de San Andrés Tuxtla, hacemos del conocimiento público que la presidenta municipal, se encuentra en unos días de breve reposo y reflexión, necesarios para atenuar el efecto de las tensiones y riesgos a que estuvo expuesta sin miramiento alguno por parte de sus agresores. Estos acontecimientos también han sido oportunidad para sacar a la luz odios y rencores ocultos de quienes no quieren el progreso del municipio y creen cegados por el egoísmo, que con engaños pueden socavar a la autoridad. A nombre del Ayuntamiento y de manera pública y oficial les decimos que no podrán detener el progreso al que aspiramos en mayoría; no basta el salvajismo de unos cuantos para acabar con la paz y civilidad de una ciudadanía honorable; los hechos hablan más que las palabras o los rumores y en unos días veremos a la Doctora Remedios encabezando los trabajos que siempre ha llevado a cabo con voluntad y corazón, indudablemente al frente de una administración que tiene el progreso como divisa y el honor de la palabra empeñada para servir con honestidad y claro sentido humano. Reciban por mi conducto, sus saludos cordiales y la seguridad de su próxima presencia.