El Poder de La Verdad – Mary García

En la contienda electoral que ha dejado a más de uno boquiabierto por los resultados preliminares que se llevan hasta el momento, en los que el PAN lleva la delantera, con una inminente derrota del PRI, hubo de todo; cosas buenas, cosas malas, y actos indignantes como el que realizaron simpatizantes del partido Convergencia el pasado 4 de julio que detuvieron a quienes llevaban despensas en una camioneta procedentes del Partido Nueva Alianza; pero lo indignante fue el hecho de que le prendieran fuego a las despensas.

Si tomamos en consideración la cantidad de personas que necesitan un pan para llevarse a la boca, esto nos demuestra el egoísmo de muchos, que en su afán por ganar el poder en lo que menos piensan es en la necesidad de la gente, pues “quemar” la comida es un acto egoísta, pues el destino de esas despensas pudo haber sido otro, y dar de comer a quien lo necesita.

Por otra parte, es triste darnos cuenta que predominó en un alto porcentaje el abstencionismo, debido a la poca fe que hoy en día tienen los votantes en sus representantes políticos, además el hecho de que muchas casillas fueran colocadas en lugares diferentes a los que siempre utilizaban, como se dio en algunos municipios como San Andrés y Catemaco, contribuyó a que muchas personas prefirieran no votar a tener que trasladarse hasta su casilla: esto nos demuestra una vez más la apatía existente en la ciudadanía, aun a pesar de saber que para garantizar que la democracia siga existiendo en nuestro país se debe ejercer el derecho al voto popular.

Si los resultados oficiales arrojan al PAN como el ganador de esta contienda electoral por el Distrito XIX de Los Tuxtlas, su principal contrincante el Revolucionario Institucional tendrá que hacer un reordenamiento interno si no quiere seguir perdiendo en próximas contiendas pues esta elección nos demuestra que la victoria tiene dos caras y como la moneda el triunfo se determina en la manera como la lanzas al aire.