El poder de la Verdad por Mary García

Nadie nace sabiendo, y mucho menos nace sabiendo ser padre; se cometen muchos errores al educar a los hijos, uno de ellos y quizá el más importante es dejarse llevar por la ira cuando estos se portan mal, ya que la ira ciega la mente y la razón, y nos obliga a hacer cosas al calor del coraje que van creando en los niños un gran rencor hacia sus padres, y lejos de corregirlos los vuelve más rebeldes, ocasionando que el problema sea mayor, en estos tiempos en que los problemas económicos provocan un gran estrés en los adultos, los niños y jóvenes se llevan la peor parte pues cualquier actitud “malcriada” que presenten puede hacer explotar la tensión acumulada en los mayores con las consecuencias arriba citadas.

Es lamentable, pero la violencia no solo ha rebasado las calles, también en los hogares se han disparado los casos de maltrato sobre todo a los niños y las mujeres, el fantasma del desempleo a nivel nacional trae consigo no solo el miedo al futuro, también pone en peligro la estabilidad emocional de la familia, y eso puede ser aun más grave que la falta de dinero.

En una encuesta realizada entre padres de familia encontramos las siguientes respuestas:
Ricardo Hernández Cruz: “considero que el desempleo si afecta a la familia no solo por la falta de dinero sino en la calidad emocional y la educación de los niños, pues el estrés y las preocupaciones económicas son prioridad para los padres…”

Simón Pérez Onorio: “…sí, claro que afecta, cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana, esto es muy cierto, cuesta mucho trabajo que una persona con un alto nivel de estrés se controle cuando se le provoca, y los niños no saben de carencias, ellos solo saben que necesitan las cosas y las piden, y los padres quisieran que los hijos estuvieran conscientes de la situación económica y que actuaran a la par pero es difícil…”

Sonia Olmos Pérez: “…yo soy una mujer que trabaja, toda la vida lo he hecho para dar a mi familia mejor calidad de vida, y quizá eso me ayudó a que mis hijos hoy sean profesionistas y efectivamente no tuvieron una madre de tiempo completo pero al menos la educación que les dimos estuvo basada más en la comunicación que en los golpes, a veces es necesario ser enérgico, pero por experiencia te digo que una nalgada no le hace daño a nadie, pero cuando ya son mayores golpearlos es una falta de respeto y un acto cobarde porque no es justo, ya que los padres lo hacen sabiendo que los hijos no les levantarán la mano, eso es abuso…”

Ana Delia García: “Soy madre de 3 hijas, y soy profesionista, se que la situación es crítica, pero yo les he enseñado a mis hijas que el dinero se debe cuidar, y si, uno se sale de sus casillas con mucha facilidad, no tenemos grandes carencias, pero sí creo que si en el hogar falta el dinero, las consecuencias pueden ser fatales para esa familia, sobre todo si no se tiene la madurez para enfrentar esa situación, los padres se vuelven iracundos y los hijos optan por irse de la casa, hay desintegración familiar y eso es lo que está sucediendo con mayor frecuencia hoy en día en nuestro país…”

Las cifras de desempleo en México son desalentadoras y con las recientes declaraciones del Gobierno Federal en las que pide un “sacrificio” mas por parte de todos los mexicanos para recuperar el crecimiento del país, nos pone a temblar porque apenas a principios de año el mismo decía que México estaba preparado para enfrentar la crisis económica, pero ahora reconoce que se ha rebasado el límite de tolerancia sobre todo en los sectores más desprotegidos, y sin embargo, no deja de causar molestia que mientras algunas familias no tienen en su mesa ni tortillas, los que tienen el privilegio de pertenecer al gabinete gubernamental gastan millones de pesos en “viáticos”, y añaden a sus bolsillos dinero del erario, ya que se les otorgan boletos de avión para viajar en primerísima clase y estos los cambian por pasajes más económicos, y ese dinero se suma a sus elevados sueldos, nada mas durante los 3 años de la 60 Legislatura el Congreso destinó 600 millones de pesos para sufragar el traslado aéreo de los Diputados a sus Estados o al exterior del país por viajes de trabajo, es inconcebible entonces que exista tanta pobreza y marginación en algunas zonas del país, mientras otros no encuentran ya en que gastarse el dinero, por eso es que la política es y seguirá siendo el mejor negocio o trabajo que se puede conseguir.