Empresario fue asaltado a punta de balazos

 

  • Durante el operativo y persecución del mismo agraviado, la policía logró la detención de uno de los delincuentes, quien estuvo a punto de ser linchado.

AGENCIAS | MINATITLÁN, VER.- Derivado presuntamente de los avisos que los empleados bancarios hacen a sus cómplices de las bandas de ladrones; tres sujetos entre ellos una mujer, que tripulaban un vehículo Chevy Monza de color arena, placas de circulación WTM-55-46 del estado de Tabasco, asaltaron este jueves al filo de las 11; 30 de la mañana a un conocido empresario, propietario de un local de renta de andamios denominado Welch.

Los hechos se suscitaron en medio de una persecución y en la esquina de las calles Lázaro Cárdenas y Roma en donde se dividen las colonias Nueva Mina, Hidalgo y Guayacanal.

Según una fuente policiaca, los ladrones lograron alcanzar al empresario que tripulaba una camioneta Ford de color negra, para robarle un maletín con dinero que minutos antes, el agraviado presuntamente había retirado de una sucursal de Santander Serfin.

Todo indica que tras el supuesto aviso del propio banco, los ladrones iban siguiendo al empresario, al que robaron casi al llegar a su domicilio. Fue el propio agraviado que persiguió por un tramo muy corto a los ladrones y les chocó el vehículo por la parte posterior, desprendiéndole la facia trasera y propiciándole abolladuras en el ángulo izquierdo trasero.

Esto hizo que uno de los delincuentes, el que lo había asaltado e intentaba subir a la unidad, disparara en varias ocasiones hacia el conductor, perforando el parabrisas, sin dar en el blanco. Al ver que el asaltado procedía a seguirlos y chocarlos impidiendo que el delincuente pudiera abordar el auto, la mujer y su cómplice al volante escaparon por la calle Lázaro Cárdenas, subiendo por la calle Lisboa, para continuar por la calle Independencia de la colonia Ruiz Cortinez, en donde en la segunda cuadra dejaron abandonado el auto.

Al verse abandonado el presunto malhechor se metió a un predio urbano en la calle Lázaro Cárdenas de la colonia Hidalgo, en donde personas relacionadas a la empresa del afectado y vecinos lo sitiaron.
Minutos más tarde fue capturado por la Policía Estatal y Naval recuperando el botín y las armas, no obstante los civiles, armados de piedras y palos pretendían lincharlo, siendo puesto a salvo por la policía que lo subió a una patrulla, para llevarlo a la fiscalía.

Es de mencionar que tanto en la ciudad de Coatzacoalcos, como en Minatitlán ocurre un asalto a cuentahabiente, cada 48 horas, derivado del aviso que hacen los empleados de las cajas a las bandas de ladrones.

Esta actitud ha llevado incluso al homicidio.

El 9 de febrero del año en curso, Teresa Francisca Martínez García quien contaba al morir con 56 años, y tuvo su domicilio en la colonia Trópico de la Ribera de Coatzacoalcos, había cobrado en Banamex ubicado en la calle Juárez, la cantidad de 60 mil pesos de indemnización por la muerte de su esposo

Eran las 11; 30 horas, según testigos, y declaración de ella en vida, antes de que le pagaran el cheque, el cajero le dijo que esperara un momento y le avisarían. Al momento en que le pagaron salió del banco y al notar que la seguían, corto trayecto por un pasaje comercial hacia la calle Zaragoza y se introdujo al banco Banorte en donde en el interior le dieron de balazos y la despojaron del dinero.

Herida de muerte fue llevada al hospital en donde falleció el mismo día a las 15;30 horas, el crimen quedó impune y también la forma de operar de empleados bancarios y asaltantes.

De acuerdo a las investigaciones de campo hechas en los propios bancos y las declaraciones de los agraviados, los cuentahabientes que por necesidad van a retirar en efectivo. Al momento de pasar a cajas, el o la encargada al conocer el monto que por supuesto es considerable; le dice que esperen un momento para que les entregue el dinero.

Esa es la clave para marcar a la futura víctima. Un enlace de los ladrones, regularmente una mujer al ver que el cuentahabiente regresa a sentarse y esperar el dinero, avisa a sus cómplices en el exterior del banco. Una vez que el dinero le es entregado y el cajero (a) les dio el tiempo suficiente a sus cómplices, estos afuera del banco empiezan a seguir a la futura víctima y le roban el dinero.

En este reciente asalto y robo, se conoció que el empresario al llegar al área de cajeros de Santander Serfin, el encargado le dijo que esperara. Cuando le entregaron el dinero sin que se percatara lo siguieron, dos hombres y una mujer, hasta alcanzarlo cerca de su empresa, para robarle.

Lo demás sigue siendo historia. Los bancos que participan en esta operación según fuentes de investigación, son; Banamex, Banorte, Santander Serfin y Bancomer.