En la picota Jorge Winclker; decretan libertad al exsecretario de Salud

  • “Estoy feliz, muy feliz”, estalló a punto de que le brotaran las lágrimas Nemi Dib, tras permanecer 6 meses en prisión en arraigo domiciliario al dictaminar el parte médico 3 lesiones en la columna vertebral

Gaudencio GARCÍA / 12HORAS / XALAPA, Ver.— Un juez del penal de Pacho Viejo decretó el auto de libertad al exsecretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, al no encontrar elementos suficientes para continuar en prisión domiciliaria.

“Estoy feliz, muy feliz”, estalló a punto de que le brotaran las lágrimas  Nemi Dib, tras permanecer  6 meses en prisión en arraigo domiciliario al dictaminar el parte médico 3 lesiones en la columna vertebral y un problema de cáncer en el sistema digestivo.

Con esta resolución del juez de Pacho Viejo, prácticamente quedan en libertad la docena de exfuncionarios de primer nivel del gobierno de Javier Duarte (2010/16) que habían sido aprehendidos en 2017 y 2018 por órdenes del gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, con la excepción de Gina María Domínguez Colio –conocida por sus apologistas como Juana de Arco-, excoordinadora general de Comunicación Social, quien continua en arraigo domiciliario por tratamiento de cáncer de colón.

“No sé todavía que voy a hacer, pero luego lo platicamos. Hay que esperar la apelación de la fiscalía general del estado”, señala el exfuncionario con la mirada en el nuevo horizonte que se le abre a partir de este martes 12, curiosamente en los idus de marzo.

El exsecretario de Salud, quien fue de un reducido grupo de funcionarios que ocupó casi una decena de cargos en la cuestionada administración del priista Javier Duarte (2010/16), reiteró su inocencia de los cargos de abuso de poder y omisión de un deber legal, según la carpeta 139/2017.

“Todo fue una infamia, un oprobio, una canallada  y una inquina en mi contra montada por el gobierno (bienio panista) de Miguel Ángel Yunes Linares”, sentenció hace unos meses mediante una carta pública.

Nemi Dib inició su carrera política en Xalapa al lado de su paisano y  gobernador interino, Dante Delgado Rannauro (1988/92), entonces priista y hoy guía moral del Partido Movimiento Ciudadano.

El 23 de diciembre de 2017 fue aprehendido en Puebla, acusado por la jueza Alma Aleida Sosa  Jiménez –hija del juez Lauro Sosa Capistrán que dictó  auto de formal prisión al exgobernador Dante Delgado en 1994-, por haber permitido la adjudicación de 186.7 millones de pesos a la empresa “Gran Marca Proyectos SA de CV” encargada de realizar la construcción de la Torre Pediátrica en el municipio de Boca del Río, cuya obra no fue concluida.

También por haber autorizado la entrega de 110 millones de pesos a la misma empresa en el periodo del exgobernador Javier Duarte.

Estas acusaciones que orquestó el entonces gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, a través del secretario de Salud, Iván Juárez, y el aún fiscal general del estado, Jorge Winclker Ortiz, en contra de Juan Antonio Nemi se han caído en cascada.

Nemi Dib no cabe en alegría. Feliz porque finalmente  se cayó la abyección,  la vileza y ruindad de sus adversarios que gobernaron a Veracruz en el bienio panista de 2016/18. “La verdad salió a flote. Tarde o temprano tenía que salir”, dice feliz  y regocijante el político cordobés.

¿Qué viene? ¿Qué sigue ahora?-

“Eso hay que platicarlo después de la apelación de la fiscalía general”, sostiene finalmente con gran optimismo y una sonrisa a flor de piel  el exsecretario de Salud.