Enjaulado por escandaloso

IMG_5068

Juan Fernández Medel / San Andrés Tuxtla, Ver.—Todavía tras las rejas pendientes de que se arregle su situación, se encuentra el árbitro Marcelo Lucho Sixtega de 49 años, el cual se sintió pitando en uno de sus partidos y viendo que no le hacían caso la tomó contra su esposa.
La solicitud de apoyo fue realizada después de que los vecinos escucharan el escándalo que causó el silbante en el domicilio de la calle Juan Escutia en la colonia Belén Grande.
Marcelo cuenta con domicilio en la calle Melchor Ocampo del barrio San Pedro en esta ciudad, permanecerá encerrado hasta que llegue a un acuerdo con su pareja, sino será expulsado pero de su vida.