Fabián Hipólito apareció sano y salvo en Acayucan

 

  • El reportero aseguró que en el lugar donde se encontraba no entraban las llamadas en su celular.

AGENCIAS | COSOLEACAQUE, VER.- Con la mirada temerosa, el rostro desencajado y quejándose de algunos dolores en el cuerpo, apareció este miércoles con vida el reportero, Enemecio Fabián Hipólito de 47 años de edad, después de estar cinco días desaparecido.

Toda vez que el martes se activó el protocolo de búsqueda, después que denunció la desaparición su hijo, Isael Fabián López, de 21 años de edad, en la Fiscalía General de Estado (FGE) de Cosoleacaque.

Y mientras reporteros del sur de Veracruz, se manifestaban frente al C4 a las 10:00 horas, en protesta contra las agresiones a periodistas en Veracruz, exigiendo su pronta aparición con vida.

Serían las 10:30 horas cuando el hijo, Isael Fabián, lanzó una alerta vía WhatsApp, informando que su padre ya había aparecido, porque le envió un mensaje diciendo que estaba en el municipio Acayucan.
Después del mediodía, Fabián fue recogido en el parque de Acayucan por detectives de la policía ministerial al mando de, Agustín López Reyes, primer comandante regional con sede en la ciudad de Coatzacoalcos.

Asimismo, los judiciales lo subieron a una patrulla para trasladarlo a Cosoleacaque, donde fue presentado ante el fiscal de unidad y lo que declaró fue que estaba incomunicado, porque se internó en la zona arqueológica del estado de Oaxaca donde fue a realizar un reportaje.

En tanto, la periodista, Ana Laura Pérez Mendoza, de la Comisión Estatal para la Atención y Protección a los Periodistas de Veracruz, lanzó un comunicado indicando, “apareció en una garita migratoria”.
Por su parte Cecilia López García, esposa de Fabián, se mostró tranquila indicando “yo sentía que iba a regresar, aunque la mamá del reportero Inés Hipólito de 91 años de edad, se conmocionó al enterase. Envuelta en llanto dijo Inés, “es mi hijo más pequeño y ya apareció, nadie me había dicho nada, yo me enteré que había desaparecido porque lo escuché en las noticias”.

En Cosoleacaque el reportero independiente, rindió su declaración preparatoria sin hacer comentarios a la prensa, aunque los periodistas que lo conocen a la perfección, dijeron que notaban algo raro en su forma de actuar y al parecer a simple vista observaron, que Fabián venía golpeado.