Fallece en la vía pública al convulsionarse

San Andrés Tuxtla, Ver.—El hoy occiso respondió en vida al nombre de Pedro Paxtián Torres, de 35 años de edad, con domicilio conocido en la Col. Esperanza. (Foto: Méndez Rodríguez).

Germán Méndez Rodríguez, San Andrés Tuxtla, Ver.—Fallece en la vía pública una persona del sexo masculino, esto al convulsionarse después de ingerir bebidas embriagantes, (alcohol de caña) en un establecimiento.

Paramédicos de la Cruz Roja trataron de salvarle la vida, pero fue demasiado tarde.

El hoy occiso respondía en vida al nombre de Pedro Paxtián Torres, de 35 años de edad, con domicilio en calle Liborio F. Chigo de esta ciudad de San Andrés Tuxtla.

Familiares del hoy difunto manifestaron que la mañana de este jueves, alrededor de las 10:30 horas, Pedro Paxtián Torres salió de su domicilio a la casa de un amigo, pero en el trayecto pasó por un establecimiento de expendio de alcohol, en donde compró e ingirió la bebida embriagante. Minutos después, optó por irse a su domicilio, empezando a convulsionarse a mitad del camino; por lo que vecinos del lugar se percataron de lo sucedido, y lo auxiliaron y solicitaron la presencia de Paramédicos de la Cruz Roja.

Al arribar los Paramédicos intentaron reanimarlo, el cual desafortunadamente fallece minutos después, por lo que se solicitó la presencia del Agente del Ministerio Público para que diera fe del cadáver.

Al lugar se presentó la C. María Cruz Cabrera, quien dijo ser la esposa del occiso, misma que reconoció el cuerpo de su concubino.

Personal de Servicios Periciales, arribaron al lugar para hacer el levantamiento del cuerpo y trasladarlo al anfiteatro de esta ciudad para la necrocirugía de rigor y posteriormente hacer la entrega del cuerpo a sus familiares; así como la Agencia del Ministerio Publico y Policía Municipal, quienes tomaron conocimiento del deceso de esta persona.

San Andrés Tuxtla, Ver.—Al lugar arribó personal de servicios periciales para hacer el levantamiento del cuerpo y trasladarlo al anfiteatro para practicarle la necrocirugía de rigor. (Foto: Méndez Rodríguez).

1 COMENTARIO

Comments are closed.