Fundadores de MORENA exigen a López Obrador la no intervención de servidores públicos, ni recursos gubernamentales en su proceso interno

En atípica manifestación y la señalamos así, pues los militantes de MORENA tienen prohibido externar sus inconformidades sobre las decisiones partidistas y si lo hacen, se les formula un juicio político en la Comisión de Justicia y pueden ser expulsados del paraíso morenista. Este jueves, frente a Palacio de Gobierno en la Ciudad de México, una delegación de “combativos” integrantes de la Convención Nacional Morenista provenientes de una docena de estados de República se apersonaron  para hacerle llegar al presidente Andrés Manuel López Obrador cerca de  554 cartas enviadas desde todos los rincones del país que reclaman y denuncian la ilegal intervención de servidores públicos y el uso de recursos públicos en el proceso interno de MORENA, generando el evidente riesgo de convertir  a éste en un partido de Estado. En boletín enviado por esta agrupación conformada por una delegación de integrantes de la Convención Nacional Morenista, el cual informa: “Bases militantes que luchan por la recuperación de la institucionalidad democrática y el poder de las bases, acudió a Palacio Nacional para entregar cientos de cartas-denuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador referentes a la participación ilegal de funcionarios públicos en la elección interna de MORENA”. Estos integrantes aseguran que los estatutos de MORENA y la normatividad constitucional prohíben la utilización de recursos públicos en procesos electorales. Además, estas prácticas van en contra de los principios y valores que presume este movimiento y se comprometieron a cumplir en la llamada Cuarta Transformación, misma, nadie respeta e incumplen de manera cínica y arbitraria. Con base a esto, se detecta un aproximado del 70 por ciento, de los 3000 consejeros electos de MORENA en las asambleas distritales del pasado 30 y 31 de julio, que son funcionarios públicos o representantes de elección popular, en el ámbito federal, estatal y municipal, mostrando la incongruencia de este partido político, al cambiar de ser un movimiento a un partido de Estado. En el mismo boletín expresa: “Recordamos que, a finales del 2019, el presidente López Obrador advirtió: “El servidor público que intervenga en los procesos internos de los partidos y en el proceso de renovación de la dirección de morena va a ser despedido del gobierno. No queremos vernos involucrados; además, sería algo nefasto: Nosotros, que hemos luchado por tantos años y padecimos tantos fraudes e injerencias del gobierno en nuestros movimientos, que repitiéramos esas mismas conductas”. Un chiste las palabras de López Obrador, cuando él mismo es incongruente usando el poder para fortalecer a MORENA y tratar de preservar su gobierno en la elección del 2024. El mega fraude en la elección interna de MORENA fue documentada con la liga: https://morenademocracia.mx/denuncias/expo-fraude-asambleas-distritales/, bajo pruebas documentadas sobre la celebración de las asambleas distritales del 30 y 31 de julio pasado, que fue un proceso lleno de irregularidades, por el uso de los programas sociales, la coacción y compra del voto, siendo viejos vicios de la política tradicional, para lograr el acarreo de miles de ciudadanos. Esta agrupación ve con preocupación que parte de los órganos encargados de la elección, han alterado documentos y falseado fechas para afectar los derechos de la militancia, tipificándose como un fraude procesal denunciado ante los tribunales electorales. Exigen al Instituto Nacional Electoral, el cumplimiento al Artículo 25 de la Ley General de los Partidos Políticos   y los Artículos 14 y 20 del Reglamento, no autorizar la reforma del Estatuto y el nombramiento de los órganos de dirección, conducción y ejecución del partido, hasta en tanto no se resuelvan las cadenas impugnativas que cientos de militantes han promovido ante las instancias judiciales electorales. Asegurar que el presidente López Obrador no está enterado de estos fraudes electorales es una mentira.  Nada se mueve si no es bajo la orden del líder de MORENA Andrés Manuel López Obrador, quien está enloquecido mantener el poder, aun cuando haga alianzas con  políticos oscuros  del PRI y otros partidos. Además, los fundadores de MORENA y sus bases están indignados que “chapulines” sean elegidos en las decisiones de este partido político, cuando son personajes impresentables en sus filas.