Grilla de Chon Pueblo, Por: Chon Pueblo

A la vista el cartón propagandístico.
“Los Yunes”; en pos de una senaduría.
Carvallo, gente bien intencionada.
El PRD en Los Tuxtlas; en decadencia.

 

¡Sé dice, que el talento agrede!…

En política, entre más cosas vergonzosas tenga un hombre, más respetable es, aunque por ahí se diga que el buey que reniega del pesebre que lo alimenta, no tiene derecho ni a llamarse buey siquiera. ¿Será?.

En este año electorero el fantasma de las reformas y modernizaciones recorre un ámbito político que de hecho, vive ya enfrentado con el cambio que según requieren las sociedades y sus partidos, solo que aún no se vislumbra la dimensión de tal cambio, por que una cosa es que se trate de salvaguardar experiencias históricas, y otra que se quiera detener el rodar de la propia historia.

Los políticos y su rejuego de moral en el cual se hacen vislumbrar como posibles Mesías, cunado no representan una opción política e ideológica. Ya esta a la vista el cartón propagandístico, por ahí se viene asomando el calendario electoral de este 2012, va a estar muy movidito y nosotros con el.

Las próximas elecciones dejarán espacio para la sorpresa o para lo inesperado, pues hay pronósticos que no podían cumplirse al pie de la letra y los hay que se ven que van al rescate del carro completo.

Extrañando el populismo a ultranza aunque los excesos siempre son malos, los resultados espectaculares sólo se dan la dictadura. Y estas al parecer ya fenecieron hace varios ayeres.

Más allá de la defensa de lo indefendible, los políticos tendrán que sudar la gota fría si quieren ver consolidado sus objetivos.

Crisis moral pesa en partidos que dan y quitan en cuyo interior existe una descomposición sin limites por la perdida de ciertos valores.

¡Razonemos!

Por el PRI van en pos del senado representando al bullanguero estado jarocho, don Héctor Yunes Landa, don José Yunes Zorrilla, y como si no hubiera más por ahí con ganas de subirse al estrado.

El PAN lanza al novel y bisoño Fernando Yunes, diputado local con licencia y aspirante al senado novel de escasos 30 años a cumplirlos este 10 de febrero próximo.

Quien ha crecido en el seno de una familia de gran quehacer político y por ende busca materializar sus sueños y que a la militancia panucha lo acoja y lo haga candidato. Pero por ahí tiene muchos escollos en puerta. “El Pipo” Alejandro Vásquez Cuevas, duro hueso de roer.

Julen Rementería del Puerto, no canta mal las panuchas, y así en cada recorrido de “Nando” Yunes se le unen gente como Fernando Santamaría Prieto; nomás le aseguramos un fracaso en su pretensiones internas.

“Nando”, es lo peorcito como político, amen de un consagrado mentiroso, al menos así lo tilda la propia militancia y en su distrito, quienes si un día los vio para pedirles su voto, después ni se acordó de ellos.

En sus reuniones “Nando” no midió que la gran mayoría no eran panistas activos, ni adherentes. Bueno, creemos que ni los conoce.

Se espera por Los Tuxtlas a Julen Rementería, veremos de que esta hecho este azul político.

¡Pero insistimos!, para el senado de la república por Veracruz, ¿No hay más, que la familia Yunes?. Del color que sean son Yunes.

Si así se dan las cosas, le auguramos un camino amplio a gente como Jorge Carvallo Delfín hacia el senado de Veracruz, por que el estado necesita gente bien intencionada con olor a pueblo, los perfumados le han hecho mucho daño por gente de elite que no sabe voltear hacia atrás ya con el poder a cuestas.

En la región de Los Tuxtlas, los eternos conflictos perredistas se han exacerbado, lo han hundido las urgencias de establecer líneas centrales en su estrategia política, por lo que hoy en día tiene escasa presencia en la mágica zona.

Existe fragilidad en su unidad orgánica, el único perredista de corazón, destacado, perseverante, capaz, que aún sostiene los ideales de dicho partido del Sol Azteca, es el Dr. Aldo Porfirio Sánchez Aguirre; un luchador social que por años ha sudado la gota fría con el fin de dar vida al PRD en Los Tuxtlas.

Sánchez Aguirre, sigue en la brega una tras otra, como las hojas de árbol, aún no toda su fe lo ha abandonado, por que sin fe, toda obra, toda acción, está muerta, y la democracia queda reducida a una participación ocasional.

Existen muchos Aldo’s Porfirio’s en otros partidos políticos, como el PRI, PAN, PT, Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista, Nueva Alianza, gente que da la “feis” y que la cúpula poco toma en cuenta, hasta que los reveses se asoman ante ellos.

¿Cambiar, por qué o para qué?

¿Para seguir igual o peor que antes?

¿Cambiar las decisiones copulares a favor un día de su militancia, fuente de sus orígenes y raíces?.