Hazaña de Nuestros Héroes por Joel Sosa Moreno

“El Sitio de Cuautla”

El día 26 de Julio de 1811, fueron fusilados el General. Ignacio Allende, Aldama y Jiménez, y el 30 de ese mismo mes y año, el Sr. Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla en la Ciudad de Chihuahua donde se les formó proceso y condena a muerte, tras la trágica derrota en el Puente de Calderón; al ser hechos prisioneros por el ex – militar realista Ignacio Elizondo, quien se unió al ejército Insurgente, con la ruin y perversa idea de traicionarlos.
Ese fue el fin del Padre de la Patria proclamador de nuestra Independencia Nacional y de sus principales y fieles seguidores, para lograr que México obtuviera su deseada libertad.

Después de estos dolorosos sucesos, lejos de extinguirse la antorcha libertaria, la lucha insurgente se reorganizó y extendió en toda Nueva España, principalmente en las regiones Centro y Sur.

Surgieron otros y grandes idealistas y estrategas que abrazaron con decisión y valentía los deseos de la independencia y libertad de Don Miguel Hidalgo, como el Gral. Ignacio López Rayón, Don José María Morelos, Hermenegildo Galeana y hermanos, Miguel y Nicolás Bravo, Mariano Matamoros y otros aguerridos insurgentes.

Al inicio de la lucha de la Independencia, Don José María Morelos, era Cura de la Iglesia de Carácuaro, Michoacán, deseoso de la libertad de su Patria, se presentó al padre Hidalgo al estar cerca de Valladolid, quien conociendo su capacidad y disposición, lo comisiono para insurreccionar el Sur y tomar el Puerto de Acapulco, con gran estrategia militar Morelos formó un ejercito de más de mil hombre a quienes disciplinó  y armó para continuar la lucha, Avanzo con sus tropas y tras reñidos combates  tomó Tixtla, Donde se le unió Vicente Guerrero, después en Chilpancingo donde se le unieron hombre de extraordinario valor como Leonardo Bravo, sus hermanos y su hijo Nicolás, logrando tomar la Plaza de Chilapa, la segunda Campaña de Morelos fue la toma de Cuautla, en 1812 donde reorganizó su ejército, en Izúcar de les unió Don Mariano Matamoros, también tomaron Taxco.
Estando Morelos en Cuautla, con todo su ejército, fueron atacados  por órdenes del Virrey y por las tropas realistas al mando del Gral. Calleja, Avisando  Morelos, ordeno levantar trincheras y almacenar víveres para esperar el ataque.

Calleja y sus tropas con su mejor técnica militar  y logística arremetieron contra Cuautla, pero en igual manera fueron rechazados por los insurgentes que sumaban unos cinco mil hombres al mando de Matamoros, Galeana  y Nicolás Bravo, comandados por Morelos.

Ante la imposibilidad de tomar la Plaza, Calleja Ordenó sitiarla, situación que duró 72 días de intensa lucha y 58 de sitio absoluto, los insurgentes resistieron estoicos pasando hambre y faltos de recursos, aprovechando estas circunstancias desfavorables, Calleja mandó a Morelos un mensaje escrito ofreciéndoles el perdón si disponían las armas, al leerlo Morelos, en el mismo papel le escribió “Otorgo igual gracia a calleja y los suyos.”

Ante tal situación angustiosa, sin esperanza de auxilio, resolvió Morelos salir de Cuautla en la Madrugada del 2 de Mayo de 1812.    

El histórico sitio de Cuautla, fue un gran triunfo de los Insurgentes al romperlo y ponerse a salvo y una vergonzosa derrota para calleja, que le costo su inmediato retiro del Comando.

Morelos en compañía de Galeana y Miguel Bravo, se refugiaron en Chiatla, donde reunieron a sus tropas dispersas, para continuar su lucha por nuestra Independencia.
Continuaran estos relatos de las hazañas de nuestros Héroes.