Inició la Eurocopa 2012

En el juego inaugural, Polonia empata 1-1 ante Grecia; y Rusia vence 4-1 a República Checa.

La estrella rusa, Alan Dzagoev, fue la figura al conseguir dos anotaciones.

Agencias.—RUSIA VS. REPÚBLICA CHECA.El embalaje de la localía no alcanzó para los 90 minutos. Polonia empezó como una avalancha que amaneraba con sentenciar muy pronto el juego, pero terminó siendo presa de la experiencia griega para simplemente rescatar el empate 1-1 que lo deja mal parado de cara a los duelos ante República Checa y Rusia.

La autoridad del anfitrión fue más en gran parte del primer tiempo. Polonia apeló a poblar la media cancha con la intención de manejar la pelota, acortar los espacios y cerrar cualquier intento de salida por parte del cuadro helénico.

La revancha apareció pronto. Nuevamente por derecha se abrió una avenida que Murawski aprovechó para meter un centro que Lewandowski picó ante la salida del arquero para hacer explotar a los más de 50 mil espectadores que se dieron cita. Polonia ya estaba en su torneo.

El partido era relativamente justo. Polonia había hecho lo suficiente para ir ganando pero no para sentenciar el juego. Fue entonces cuando apareció el oportunismo de Grecia.

Los recuerdos de la Euro 2004 llegaron cuando una buena jugada de la promesa griega, Ninis, terminó en un centro que ni Szczesny ni la defensa pudieron despejar, dejando la mesa puesta. Salpingidis adelantó el pie, golpeó el balón y silenció Varsovia.

El trámite del duelo entró en el perfil griego. Cortado, rocoso y con poca claridad, los visitantes encontraron un pelotazo que ganó la espalda de la defensa y provocó una precipitada salida de Szczesny, quien cometió penal y vio la roja directa. Portugal se veía muy cerca.

Grecia dejó ir la oportunidad de llevarse las tres unidades con un tiro flojo y a la derecha que Tyton mató para revivir al Nacional de Varsovia y a las aspiraciones polacas en su torneo.

Polonia, conocedor del oportunismo helénico, y Grecia, con la bonanza del empate, no se hicieron más daño.

POLONIA VS. GRECIA.

El equipo de Dick Advocaat goleó 4-1 a una débil e incierta República Checa para convertirse en líder del Grupo A, donde Polonia y Grecia empataron en el duelo previo.

Apenas tras el aviso, la peligrosidad rusa rindió frutos con la aparición de Dzagoev, militante del CSKA y supuestamente pretendido por el Real Madrid.

El volante aprovechó un rebote luego de un disparo al poste de Kershakov y casi a marco abierto envió el balón a las redes para el 1-0 al minuto 15.

Ante ello, a la República Checa sólo le quedaba intentar hacer daño con centros predecibles al área o con algún disparo de larga distancia.

Para su fortuna, al inicio del complemento encontraron algo de justicia, ya que al 51’ Vaclav Pilar recibió un pase filtrado en el área, donde sacó al arquero y cruzó el disparo para el 2-1.

Sin necesidad, Rusia se complicaba el encuentro debido a los yerros de Kershakov, quien se “superaba” en cada una de las fallas, por las cuales salió de cambio por el goleador Roman Pavlyuchenko.

Después de que Tomas Rosicky estuviera cerca del empate con un potente disparo raso que al arquero Malafeev se le complicó atrapar, Dzagoev marcó su segundo al 78’ con un bombazo dentro del área en el que nuevamente la zaga checa fue sorprendida con pases a sus espaldas.

Peor aún, esta defensa literalmente fue bailada en el 4-1 de Pavlyuchenko, quien dribló varias veces al adversario hasta disparar un balón inalcanzable para Cech.