Involucrar a distintos grupos reduce factores causantes del deterioro del tejido social: Sánchez Cordero

  • Celebra Gobernación II Jornada Interreligiosa por la Paz convocada por la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos y se enmarca en el Día Internacional de la Paz.

Comunicado de SEGOB | Ciudad de México. — La Secretaría de Gobernación, consciente que la paz es una premisa fundamental para la vida en sociedad y que sólo a través del involucramiento de los distintos grupos en el país es que se podrá reducir la violencia, desigualdad, injusticia e impunidad que han deteriorado el tejido social, la titular de la dependencia, Olga Sánchez Cordero, inauguró hoy la segunda edición de la Jornada Interreligiosa por la Paz.

“Estamos convencidos que es hora de reafirmar como Gobierno de México, nuestro compromiso de construir condiciones de equidad y justicia para todas y todos. Como continuamente recuerda el presidente Andrés Manuel López Obrador, la paz es fruto de la justicia”.

Para lograr esta paz –continuó– resulta fundamental trabajar desde todos los frentes para lograr un México en el que el bienestar de cada persona y sus comunidades esté por encima de cualquier interés político, económico o de cualquier otra índole, que atente contra él.

Así pues, la II Jornada Interreligiosa por la Paz es convocada por la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos y se enmarca en el Día Internacional de la Paz establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El objetivo es que, tras dos días de mesas de diálogo y análisis, las conclusiones que resulten de éstas se conviertan en propuestas de acción para construir la paz en el país.

Al encabezar la apertura del encuentro virtual, la secretaria Olga Sánchez Cordero, acompañada del titular de dicha subsecretaría, Rabindranath Salazar Solorio, sostuvo que Gobernación, consciente del este desafío, ha incluido como uno de sus objetivos prioritarios coadyuvar a emprender la construcción de paz a partir de la articulación de las instituciones y actores que trabajen en este tema.

“Y para ello resulta fundamental alcanzar una coordinación con todas las comunidades del país como actores clave en el marco del Estado laico de políticas públicas encaminadas a la construcción de paz”, expresó.

Bajo esta premisa, la secretaria de Gobernación consideró la II Jornada Interreligiosa por la Paz, como una oportunidad para fortalecer la promoción del respeto y tolerancia a la diversidad religiosa.

“Necesitamos cambiar esa postura que ve, en las diferencias culturales, étnicas, de pensamiento o de creencia, una amenaza promotora de conflictos y exclusión y por el contrario, reconocer la riqueza que representa la pluralidad que nos conforma como nación, porque es este mosaico cultural de creencias, ideológico, de credo, el que nos da identidad”, subrayó.

El subsecretario Rabindranath Salazar Solorio subrayó que hace un año, al celebrarse la primera jornada, la Secretaría de Gobernación presentó la Estrategia Nacional para la Promoción del Respeto y Tolerancia a la Diversidad Religiosa, la cual se ha constituido en promotora de la construcción de una cultura de paz a partir del diálogo interreligioso.

En este sentido, y sin detrimento de la laicidad del Estado, enfatizó que se han establecido mecanismos de colaboración con los diversos grupos religiosos en el país, a fin de coordinar estrategias de cooperación con el fin común, de avanzar en la pacificación y reconstrucción del tejido social.

“He vivido de cerca la enorme sensibilidad de la secretaria Olga Sánchez Cordero en cuanto a los temas que son fundamentales para el pueblo de México, que el gobierno federal, a través de Gobernación, será compañero incansable en la prevención de la violencia contra infantes y adolescentes; en la atención a migrantes, y en la acción comunitaria para la reconstrucción del tejido social que considere la igualdad y respeto irrestricto a la mujer”, añadió.

En la segunda edición de esta jornada participan, entre otros, representantes de asociaciones religiosas, así como enlaces y personas servidoras públicas en las distintas entidades del país. Durante la apertura virtual, estuvieron el titular de la Unidad de Asuntos Religiosos, Prevención y la Reconstrucción del Tejido Social, Héctor Humberto Miranda Anzá; y el director general de Asuntos Religiosos, Jorge Eduardo Basaldúa Silva.