Jurisdicción Sanitaria Núm. X, sin pies ni cabeza

Redacción, San Andrés Tuxtla, Ver.—Es inexplicable ver como autoridades del sector salud de esta región se encuentran rodeadas de personal tan ineficiente en las labores que realizan en sus respectivos puestos.

En anteriores oportunidades a través de las páginas de este medio informativo, hemos dado a conocer que la atención del personal administrativo de este lugar, deja tanto que desear en el trato que brindan a los ciudadanos que acuden a solicitar un servicio o tan solo ayuda ante algún problema que llevan en cuestión, esperando que el titular de esta dependencia pueda aclararlo o resolverlo, siendo de inmediato blindado por estos “auxiliares”, interfiriendo para que muy probablemente su jefe desconozca mucho de lo que aquí se escribe.

Tal es el caso del supuesto secretario particular del Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. X, de quién sólo sabemos que su nombre es Luis, y que tan deficientemente cuida las espaldas del M.V.Z. Ricardo Rubio Otero.

Hasta la redacción de este cotidiano, nos llegó la queja de una familia de escasos recursos quienes en días pasados tenían internado en el Hospital de Catemaco, en el área de pediatría, a un menor con un problema cardiaco, que necesitaba ser valorado por la especialidad en la ciudad de Veracruz, siendo necesario para su traslado el pago de una fuerte suma de dinero, que para los alcances económicos de ellos resultaba muy difícil de efectuar, pero con mucho esfuerzo fue cubierta ante la imperiosa necesidad de que se le atendiera a su hijo.

Personal del mismo hospital explicó a los familiares, que este problema de salud ya no podría ser cubierto por el seguro popular con el que contaban, por lo que tendrían que pagar la continuidad de la atención por la especialidad a consultar, pero antes de su salida del hospital, se les efectuaba un “último” cobro por gastos de estancia del menor, suma que aunque no era tan elevada como la primera, definitivamente no podría ser cubierta ya por los gastados padres.

Situación que fue captada por uno de nuestros reporteros que se encontraba en esos momentos por el nosocomio, y que al ver la poca compresión del personal en cuestión, ofreció su cámara, como garantía de este pago, y que por fin pudiera salir el pacientito a ser valorado al puerto de Veracruz dado el delicado estado de su salud.

Esto fue inmediatamente reportado a la “mano derecha” del Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. X, ante la imposibilidad de tener comunicación directa, solicitándole sea comprendida la situación y fuera solucionada de la manera más adecuada para esta familia, y al mismo tiempo, le fuera regresada la cámara a nuestro compañero.

La respuesta del secretario particular fue: enseguida nos comunicamos con ustedes; pasaron más de 40 minutos para recibir la confirmación de la misma, con las siguientes palabras: “…todo está solucionado, pueden pasar por su cámara…”. Es así como tan eficiente elemento solucionó el problema a esta familia, cuando ellos ya iban en carretera a la ciudad de Veracruz.

Es penoso realmente reconocer que como este caso, todos los días deben haber más personas que pasen por situaciones similares o más complejas a la descrita, pero lo más preocupante es que la ayuda esté tan lejos de su alcance, como lo demuestra la inaccesibilidad que se tiene para interponer quejas o denuncias directamente con el titular de esta Jurisdicción Sanitaria.

Queremos aclarar que aun con la orden del funcionario, el personal del Hospital de Catemaco, insistía en que fuera pagada la hospitalización. Es por eso que pensamos que esta mala organización entre el personal que labora en tan concurrida dependencia, trae como consecuencia situaciones que pudieran desencadenar en hechos lamentables que deben y pueden ser prevenidos con un poco de comunicación y disposición entre estos colaboradores.

Esperamos que el orden entre el personal que labora aquí, sea de una vez impuesto por parte de la Jefatura de esta Jurisdicción, así como la concientización por parte de la misma para mejorar la eficiencia en las labores que le fueron conferidas. Seguiremos informando.

 

2 COMENTARIOS

  1. Pues, ¿qué se puede esperar de alguien que no tiene estudios de medicina?, ¿porqué todo mundo le pone MVZ? Cuándo eso, es una ofensa para nosotros los veterinarios… Él ni siquiera es médico, es un técnico en no se que cosa; es lógico si no sabe de salud, ¿qué le puede importar una vida?; pero eso es gracias a Jorge Carvallo, pobre de nosotros en Los Tuxtlas que estamos a merced de gente como este tipo, y ojalá y Duarte haga algo y lo quite para evitar más muertes en inocentes…

  2. ¿Qué esperan? Si, 1) el jefe de la jurisdicción no es médico ni veterinario; 2) personal que labora en los hospitales no saben lo que es el juramento de hipócrates, y 3) el personal no está capacitado, porque solo ven sus interes personales y de sus bolsillos; todo es una farsa en la SSA, el seguro popular cobran todo, si la gente se deja, y más si es humilde… ¡Ya basta Gobernador Duarte, abra los ojos y pongan a personal capacitado en las direcciones de los hospitales y en la jurisdicción!

Comments are closed.