La encontró muerta

Santiago Tuxtla, Ver.—María del Socorro Mazaba Chacha, quien contaba con 65 años de edad, fue hallada muerta por su hija, en el que fuera su domicilio de la Col. Axochío en el camino que conduce a Tonobalapan. (Foto: Moreno Martínez)
Santiago Tuxtla, Ver.—María del Socorro Mazaba Chacha, quien contaba con 65 años de edad, fue hallada muerta por su hija, en el que fuera su domicilio de la Col. Axochío en el camino que conduce a Tonobalapan. (Foto: Moreno Martínez)

Manuel Moreno Martínez, Santiago Tuxtla, Ver.Una mujer fue hallada este martes, cerca de las 11:00 de la mañana en la Col. Axochío, camino que conduce al CBTis de esta ciudad.

La dantesca escena fue descubierta por una hija de la ahora extinta, que en vida respondió al nombre de María del Socorro Mazaba Chacha, quien contaba con 65 años de edad y tenía su domicilio en el camino que conduce a Tonobalapan de la Col. Axochío, deceso que al parece fue muerte natural provocada por una hemorragia cerebral lo que trajo como consecuencia un infarto.

Todo trascendió cuando su hija al pasar a visitarla y ver cerrada la puerta abrió descubriendo que su señora madre estaba tirada en una esquina ya sin vida, por lo que de inmediato dio parte a las autoridades competentes quienes arribaron al lugar del suceso para tomar conocimiento del caso.

Así mismo se dio a conocer que la señora María del Socorro, al parecer, ya tenía varias horas de haber fallecido; una vez dio fe de los hechos la Agente del MP Municipal, licenciada Edisa Solero Cadena, ordenó el levantamiento del cadáver para su traslado al servicio médico forense donde se realizaron los trabajos pertinentes.

También se informó que la ahora occisa fue vista por última vez con vida, la tarde del domingo, cerca de las 13:00 horas cuando acudió a la misa celebrada en el templo de la cabecera municipal.

Algo que también hay que citar sobre este suceso, es que el señor Alberto Toga Xolo, fue intervenido en calidad de presentado por elementos de la AVI, para esclarecer la muerte de quien fuera su esposa María del Socorro Mazaba Chacha, siendo liberado horas más tarde.