La escuela primaria Profra. Florinda Isla trabaja y trasciende aún en tiempo del coronavirus

  • Con el liderazgo en la labor amplia y cumplida del director Profr José Timoteo Solano, la escuela primaria urbana Profra. Florinda Isla, ha superado en la dimensión de la calidad educativa.

Hermilo Coto Xolot | San Andrés Tuxtla, Ver. —

No obstante cuando el tiempo más certero de  pandemia y otras circunstancias morales hicieron mover los  hilos del desánimo, el miedo, la frustración, y sobre todo el muro infranqueable de ideas y prejuicios que la enfermedad permeo a la par del  confinamiento y otras medidas sanitarias intramuros, las cuales no  permitieron abrir las aulas escolares por más de año y medio, el Profesor José Timoteo Solano, firme,  ecuánime y con su enorme temple de maestro y director,  enfrentó el reto con el ideal educativo por delante, la vocación y  la firmeza, el principio ético-pedagógico que lo caracterizan, pues jamás  abandonó la labor de la escuela primaria Profra. Florinda Isla, por el contrario, respondió incansable oportuno y responsable como verdadero centinela de la educación, velando el plantel día con día en las áreas de la infraestructura del edificio, de los activos fijos de la misma, así como de la labor técnico-pedagógica general que ella comprende.

Es de igual manera que con ese dinamismo franco y contundente del responsable de la institución en referencia, hoy en día emprende labor escolar con sus maestros tanto virtual como presencial, acatando las reglas protocolarias y demás estrictos cuidados de salud inherentes, en beneficio de la educación integral de los estudiantes.

El maestro Timoteo Solano, siendo docente frente a grupo y director efectivo de escuelas en zona sanandrescana por más de tres décadas de servicio docente ininterrumpidos y al dejar huellas imborrables de su paso, la gente lo recuerda como director laborioso, constante y con principios éticos congruentes a su palabra y su labor en cada lugar donde ha prestado sus servicios.

                                                         2

En el actual edificio que constituye la escuela Primaria Profra. Florinda Isla donde el Profesor Timoteo Solano trabaja actualmente, se ha distinguido luchando porque todos los conceptos derivados de la labor técnico-pedagógica, académica, como infraestructura del edificio, de los activos fijos de la misma, comprendiendo materiales didácticos, muebles y enseres, marchen de manera armónica y estén en las mejores condiciones físicas y pedagógicas óptimas de iniciar y desarrollar adecuadamente las clases a distancia y presenciales respectivamente.

Actualmente la escuela en cuestión y bajo la dirección del Maestro José Timoteo Solano, goza del prestigio y de la buena reputación. Es una Institución que no obstante los azotes de la pandemia, “ha dado todo” para conformar una enseñanza eficiente y de calidad en sus aulas como en los rubros y conceptos pedagógicos inherentes que requiere cada educando en su formación general. Es por decirlo así un colegio de mucha demanda en su servicio, tanto que quedan fuera muchos alumnos solicitantes, porque rápido se llena el cupo de la matrícula escolar.

El Profesor José Timoteo solano, con la sencillez que lo caracteriza y la naturaleza de su liderazgo democrático, el profesionalismo pedagógico que lo identifican entre otras cualidades y valores del mentor, al atender, respetar y aplicar también los conceptos de la normatividad escolar emanada de la Secretaría de  Educación Pública, que “es el director de la escuela la autoridad máxima de la institución”, entre otras cosas, ha distribuido los grupos de manera respetuosa y certera, atendiendo la necesidad y la vocación de enseñanza, como de una designación derivada de la observación científica y metódica e interés profesional de cada uno de los maestros que conforman la plantilla escolar.

De igual forma su liderazgo vence las fronteras del prejuicio y la cerrazón con el entendimiento y el juicio crítico y razonable de su persona, aplicado en una efectiva labor escolar concretada en una excelente comunicación con el personal docente subalterno, con los padres de familia y la niñez, asumiendo un papel de mandato democrático, y para cualquiera de las demás entidades sociales que se involucran con la actividad general de la escuela.

Asume una actitud modesta y responsable al dirigir la institución sin ínfulas de prepotencia, ni de soberbia, oyendo a los demás, como un compañero sencillo y comprensivo. Se acerca a los niños con actitud respetuosa, y fraternal, priorizando el calor de la naturaleza infantil como una parte humana trascendente y fundamental   del seno escolar de la institución. Y en este tiempo de pandemia ha hecho lo humanamente posible para estar a la medida de la demanda educativa, de echar andar indicaciones que deriven de la autoridad escolar superior, como de la Supervisión Escolar Núm. 27 a cargo de la Profesora Julieta de Carmen Rodríguez Chontal, misma con la que se mantienen cercanos vínculos de fraternidad y los que corresponden a conceptos de trabajo escolar.

La escuela Primaria Profra. Florinda Isla enclavada en una de las partes céntricas de esta ciudad, quien con su gran director al frente, Profesor José Timoteo Solano, no obstante, el tiempo del mal que nos aqueja en estos días (enfermedad del Covid-19), luce majestuosa y gallarda, con su personal docente al frente del servicio perenne, incansable y efectivo de la niñez que ahí se alberga.