La Grilla Chon, Por: Chon Pueblo

Yunes Linares no reconoce el triunfo de Duarte de Ochoa
Topotilandia en aparente calma

“No existe siempre en política quien supere los limites, ahí lo mejor resulta, es que si no aguantas el calor… Sal de la cocina; ya que el consejo popular señala que; “Se aprende mucho de los fracasos, cuando se tiene capacidad para afrontarlos…”, y eso lo saben bien los extraños, pero, lo ignoran los de casa, que solo simulan escuchar…”

Todos los acontecimientos políticos despiertan especulaciones y en su momento acapara la atención, si bien es cierto que hay situaciones que requieren el aporte de todos los ciudadanos para salvar una causa… También es cierto que es deshonesto reclamar triunfos inalcanzados, más cuando se es falto de oficio político.

Los veracruzanos votamos sin olvidar crisis y carestía acudiendo a las urnas este pasado 4 de julio con absoluta civilidad y orden, cuyo progreso electoral demostró; ya que es vital la reorganización de algunos partidos políticos, muchos candidatos tenían la capacidad, pero no el carisma a nivel popular; por ende PRI y PAN están enfrentados, el bonachón doctor Javier Duarte de Ochoa ya recibió su Constancia de Mayoría, muy a pesar de las impugnaciones hechas por Miguel Ángel Yunes Linares y su equipo panucho, las cuales tienden a ser resuelta por las instancias electorales correspondientes y por ahí muchos andan alborotados.

Señores la paciencia también es política, pero hazlos entender y se prevén vientos tempestuosos, los que se perfilan con todos los visos objetivos de incertidumbre, de la inconformidad; la ‘desobediencia civil’, nada más contrario a las necesidades; exigencias de trabajo; de justicia; seguridad; de mejoramiento y paz, que gran mayoría de los veracruzanos anhelan.

Yunes Linares y su equipo insisten en no reconocer el triunfo de Duarte de Ochoa sin respeto a la decisión popular, mostrando en recientes reuniones panistas documentos que dicen avalar su triunfo, lo que lejos de intimidar a Duarte de Ochoa y huestes priístas están preparados para defender el triunfo obtenido en las urnas el 4 de julio pasado, y no es necesario hacer mayores estudios ni investigaciones para entender lo que aconteció el 4 de julio, los jarochos votaron, por quien para Gobernador del Estado creyeron su mejor opción, quien presentaba las mejores propuestas fue una clara elección popular para el candidato y partido perdedor, es la voz del pueblo al que es imposible pedirle eternidad en aguante y resignación; porque la ciudadanía veracruzana se encuentra fatigada, demasiada golpeada por la crisis que se ha viciado en las clases vulnerables mayoritarias, lo mismo las campesinas; obreras; las medias que ya casi no existen porque por lo raquítico de su potencialidad económica se han ido abajo, estas luchas por el poder en los jarochos, que puede importar eso a Yunes Linares, tampoco que la carestía; la inflación; la inseguridad; el desempleo; la migración, entre otras, sigan siendo el flagelo que azota al pueblo veracruzano que lucha con nobleza para sacudirse estos ‘males’, cuyos fabricantes han sido políticos ambiciosos, enfermos de poder, los que imponen con su mal proceder cuando los jarochos siempre han deseado mejorar su nivel de vida en favor de su familia; porque ya no puede vivir de sueños y fantasías, por ende hubo elecciones pacificas, porque el pueblo jarocho no acepta la violencia, podría decirse que fueron comicios ejemplares donde se consolidó la democracia y para esa gran mayoría de votantes, Duarte de Ochoa fue el triunfador y su futuro Gobernador del Estado…

“Tan nocivo como el hábito de postergar, es no atreverse nunca a tomar decisiones, especialmente cuando nos hallamos en dificultades…” por ahí leía; “Jamás se debe permitir que continúen los problemas, para evitar una guerra; porque en realidad no se le evita, solo se le retrasa con desventaja para quien la inicia…”

Topotilandia en aparente calma y claro, existen grupos por ahí que sus intenciones son ostentar parte del poder municipal, en su gran mayoría compuesto por gente no grata para la ciudadanía, a la que no le traen gratos recuerdos, algunos ya probaron las mieles del poder e hicieron mal uso del mismo por su soberbia y arrogancia, y ahora quieren volver a colgarse del trapecio, aunque por ahí hay cosas que están por verse.

El Súper Gordis Eliuth Cervantes Ramírez Presidente Electo de los catemaqueños expresó; “No se pueden mantener practicas que violenten el espíritu de concordia entre nuestros paisanos, nadie se puede sentir ya con privilegio por encima de los derechos que gozan todos…”, esto lo dijo luego de afirmar una verdad de a kilo “No hay verdades absolutas, ni sistemas perfectos, lo que será mal de muchos, consuelo de pocos, yo lo que busco es conformar lo que nos incite a mejorar nuestra forma de ser, para poder fincar un Catemaco Mejor; más prospero; más seguro, difícil reto a lograr, pero no imposible, lo vamos a lograr a base de trabajo, sustentado en la unidad; ya que mi primera responsabilidad es con el pueblo catemaqueño, quien depositó en mi su voto y confianza…”

Más claro; ni el agua, con dedicatoria para ciertos ‘tingoliches’ maromeros que giran en pos de hueso y andan con un acelere de los mil demonios.

El Súper Gordis llegó a donde llegó, montando el mejor caballo… Sus Meritos…”