La Grilla de Chon, Por: Chon Pueblo

La fe en Duarte
Yunes, ni de azul la hace
Hombres viables
 

Lo excelente toma tiempo encontrarlo, y en política… un poco más entenderlo, ya que en ésta no se puede adoptar como profesión y ser honesto… En este ámbito habrá aquel que te dice ‘Lo que es mío, también es tuyo ¡uff! ¡uff!…’ y hasta creerás que es un ‘santo’ y el que te asegure que lo que ‘es tuyo es mío’… Lo creerás un perverso, por ende, lo excelente, es no perder la dignidad…

¡El vaso en que bebo no es grande ni lujoso, pero es mío!

Al invalidar el TRIFE el registró del ‘compa’ Héctor Yunes Landa, como precandidato del PRI a la gubernatura de la entidad jarocha va a regresar a su curul como diputado local.

Los magistrados señalaron que Yunes Landa no cumplió con el requisito de presentar las firmas del 10 por ciento del padrón de veracruzanos, afiliados al tricolor; partido al cual pertenece y hasta estos momentos sigue.

Luego de conocer el resolutivo del juicio para la protección de los derechos políticos SUP-JHC-36:2010; —afirma—, seguirá militando al PRI sin manifestar su adhesión al Dr. Javier Duarte de Ochoa; quien sigue su veloz carrera conquistando adeptos en pos de alcanzar su objetivo principal la gubernatura veracruzana, con el apoyo de muchos jarochos que ponen su fe, voto y confianza en este bonachón político rojo, quien recibiera en su reciente visita a el paradisíaco lugar de Catemaco, lleno de hechizo, magia y encanto natural, las buenas vibras y amuleto del Brujo Mayor, don Jaime Berdón Azamar…

Miles de catemaqueños otorgaban su adhesión al Dr. Duarte de Ochoa y vaya con los de Topotilandia, ya que si que saben agradecer a quien les ayudan y apoyan; porque con Miguel Ángel Yunes Linares, sucedió todo lo contrario, muy poca clientela topotera tuvo el ex priísta y ahora azul candidato; sin falsos aventurerismo, quien siembra vientos cosecha tempestades.

Yunes Linares; siendo presidente estatal del PRI, en la triste época del etílico ahora ex Gobernador Patricio Chirinos Calero, hacía lo que quería, les negó a los catemaqueños el registró al PRI, a quien fuese en esas épocas su candidato Sergio Cadena Martínez y ¿qué pasó? El pueblo se le reveló a Yunes Linares, y por otro partido logró llevar a la Presidencia Municipal a Cadena Martínez.

Son tantas las facturas por cobrar que al parecer en campaña a Yunes Linares le da amnesia, por conveniencia propia; pero Catemaco es un pueblo lúcido, su gente tiene memoria y muy clara, el PAN al horno, pues solo sirve para comer y ya. Las más delicadas percepciones son aquellas que se deshacen al querer convertirlas en palabras.

En Topotilandia existen hombres pobres, honestos, serios, responsables, de gran capacidad, con originalidad de pensamiento y consagrada honradez para servir a su pueblo; poseen un nato liderazgo tan natural y transparente como el precioso aún lago de Catemaco, vivir con honor en ese paradisíaco lugar es reconocer y admirar a gente lo hace recibir el respeto y cariño de muchos catemaqueños.

Don Agustín Moreno Benítez, un filantrópico, altruista personaje, creador de fuentes de trabajo para mucha gente de su natal tierra, es un embajador de la buena amistad y un esmerado impulsor de nuestras tradiciones y costumbres.

El profesor Próspero Tufiño Gómez, un culto catedrático, leal y capaz servidor público, conocedor de las necesidades prioritarias de sus paisanos catemaqueños, distinguido profesionalita, dedicado a servir a los demás en las distintas áreas y cargos públicos que ha desempeñado con responsabilidad y respeto.

Calientito el horno de los ‘mojuilles en Topotilandia’, en pos de la Alcaldía Municipal, la que necesita alguien con la capacidad para desenredar la madeja de odios y temores; que a la sombra de la política ciertos ‘tío vivos convenencieros’; han urdido para beneficiarse junto con su familia, corifeos, bufones e incondicionales, tal coartada de esos políticos, hoy electoreros, no es resultado simple de una expresión histórica de bienestar social; todo tiene un trasfondo, despensas, cemento, láminas, pollos, tortillas, dizque ‘regaladas’, abusando de la hambruna y necesidad de la gente, no son más que inversiones mínimas, para lograr el voto ciudadano, y después de logrado ‘el poder mañosipal’ las recuperan con creces; sangre y sudor del pueblo; quien es al final quien paga los platos rotos.

Y, regresando un poco, al escuchar a un pueblo catemaqueño, más exigente y crítico, ¿Qué son las dizque casas de campaña? ¿Qué son las oficinas de los Comités Municipales de cada partido? Llámese PRI, PAN, Coalición PRD-PT-Convergencia y anexos. Sitios de conspiración, hornos electrónicos; donde se guisan los golpes bajos, las descalificaciones, los cuartelazos, los vale todo, otros los tildan; como nidal de intrigas, focos de la calumnia y la provocación; donde los ociosos que anidan los de gallina, ilustrando los asientos, donde por horas pasan los días puliendo las adulaciones del candidato, dicha conducta corriente, los convierte ante el pueblo en gente chismosa, floja sin beneficio alguno, que hacen la holganza su modo de vivienda y de las épocas electorales solo buscan sacar raja, y solo esperan que su candidato logre el triunfo, si es que logra, de mapaches arrastrados a dizque empleados, ‘¡Sí! de esos que para que el patrón no los regañe, guardan su basura bajo la alfombra’