La Grilla de Chon: Por Chon Pueblo

Apoyo al Magisterio
El “Divo”, el peor…
 ¡Ojo… Mucho ojo…!

Cada pueblo tiene diferentes conceptos sobre lo que es La Moral, Cultura, Tradiciones y Política; todo muy de acuerdo a su pueblo, a su historia y, a su nivel evolutivo, por que anhelan conocer su procedencia, sus raíces, sus antecedentes históricos, para poder ubicar su lugar en el escenario de continua controversia y negociación política, donde su accionar sigue siendo una aventura por su constante vaivén con sus ascensos y descensos; sus luces y sombras, donde los protagonistas, lo que menos pueden hacer, es dejar franco testimonio, un constancia que sirva de inspiración noble y justa a otros políticos. Aunque por ahí se dice que, los pueblos tienen a los gobiernos que se merecen.

Dentro de todo lo malo, existe una luz de esperanza para quienes piensan que la sociedad debe gobernarse por elevados valores de libertad, justicia social, capacidad responsabilidad, porque los pueblos nobles y sencillos, tienen derecho a la vida social, justa, segura y pacífica y ahí no tienen cabida quienes han hecho de la política su modus vivendi con actos de barbarie y corrupción.

Por mi raza hablará mi espíritu…

Tenemos en nuestro jarocho Estado, maestros capaces de transmitir certeza, esperanza y seguridad para una escuela pública y de calidad que nos reclama el futuro, aunque para ello sea necesario modificar los contenidos de los actuales planes y programas de estudio.

Recientemente el Gobernador Javier Duarte de Ochoa Expresó: “Mi Gobierno incondicional aliado del Magisterio” Asegurando que los maestros veracruzanos son los mejores de nuestro país y destacó los logros alcanzados para que el maestro pueda acceder a prestaciones más justas y equitativas; a condiciones que les permitan seguir siendo garantes del desarrollo de nuestro Estado con mejores ingresos.

Con mejores condiciones de vida y esperanza de profesionalización y les exhortó a hacer de las aulas un espacio social de tolerancia, inclusión y equidad a todos los mentores jarochos “Feliz día de los Maestros…”

Campeones no se vayan solos con el chuplextle y bailongo, acuérdense de su amigo Chon Pueblo.

Hijo de tigre pintito…

Ya se veía venir, era un rumor muy resonante; el profesor Juan Nicolás Callejas Roldan, por unanimidad resultó triunfador y ahora es el nuevo Secretario General de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, viene de buen árbol esta rama, hijo del veterano líder  magisterial y ahora diputado federal Juan Nicolás Callejas Arroyo, “pos, donde no” y como decía el “güero de la tele”  (Q.E.P.D.) ¡Y aun hay más…!

Regionadas, y nadas bien, porque si no te hundes, porque resulta difícil templar en el poder a los que por ambición simulan ser probos.

Se jalaron de “feis” quienes impusieron “al Divo”, Divaj Díaz del Castillo como titular de la Junta de Mejoras de San Andrés Tuxtla, un tipo comodino, rarín, bastante convenenciero que solo se infiltró en la política para sacar raja abaratando en ocasiones las Naranjas, donde pica piedra vendiendo por debajo del puente Puchuapan; la causa, sino pregúntenle a Silvano Torres Xolio, quien arrepentido está de haberse metido en amores políticos con “el Divo” Divaj, quien hasta pensión alimenticia le sacó.

¡Cuidado! Chendo Pelayo, porque es tanta la ambición de este dizque “naranjero” que va por tu hueso a nivel estatal; la Junta de Mejoras no pudo caer en peores manos y mente maquiavélica.

Ahorita en dicho cargo estuviese haciendo un honroso y destacado papel el si capaz químico Gerardo Domínguez Cueto, vaya lo que le tendrá que soportar el alcalde municipal Rafael Fararoni Mortera, al egocéntrico “Divo” Divaj…

Quien en más de un ocasión pierde el piso es el Ministro de la Jurisdicción Sanitaria No. X, don Richard Rubio Otero, lo que le sobra de entusiasmo político, le falta de inteligencia, por lo que le sigue lloviendo sobre mojado, y es que el Señor Ministro Sanitario desconoce la funcionalidad del cargo que ostenta y se da el lujo de relegar ciertas comisiones a incondicionales achichincles cuyo resultado negativo es el mismo, “zapatero a tu zapato”.

Hay epidemias en el medio rural, el ganado se muere por falta de profesionales en la materia y al parecer ahí es donde hace falta el Ministro Rubio Otero.

En topotilandia estamos “cargados” y el agua tan lejos y donde exigir respeto es a falta de realismo.

Al ser faltos de capacidad en la función pública municipal, tingoliches y zapos infladitos buscan la tranquilidad indolente y perezosa, dentro de la labor que dizque desempañan y por la cual reciben un honroso salario que no devengan.

Existe un Departamento Jurídico solo de membrete en altos del Palacio Municipal, casi siempre esta acéfala y cerradas dichas oficinas; supuestamente se creó para apoyar en ciertos asuntos jurídicos a humildes familias, ¿y qué pasa? Dichos asuntos se los llevan a despachos particulares desgastando aun más la raquítica economía de quien solicita ayuda ¿es acaso esa la ayuda solidaria que se ofertó en campaña para asuntos jurídicos?

Hay necesidad; si la gente pobre acude a ellos es porque no hay dinero para pagar la asesoría jurídica y de todos modos, los linchan económicamente.

En Catastro también la ayuda es fingida, ahí por todo favor “maicean”, trabajan con caretas de honrados y si no se mocha el usuario lo hacen dar vueltas hasta que aburrido cae con el “billullo”, recordando que “si no tranzamos no avanzamos”.

¿Hasta cuándo se acabará el cobijo y protección a los flojonazos?

 

Según empleados sindicalizados que por no hacer nada, reciben un salario que les paga el pueblo catemaqueño y algunos de ellos todavía se dan el lujo de ir al baño y comer en horas de labores a su casa.

Así mi ojo… Están asilados en los departamentos de Ganadería, COMUDE, Obras Públicas, Catastro, Rastro Municipal y como nada hacen, se la pasan distrayendo al empleado que si trabaja.

¡Ojo, mucho ojo…! El holgazán divide y estorba… ¡Ojo, mucho ojo!