la Grilla de Chon; Por: Pueblo Chon Pueblo

Políticos, hay que darles credibilidad a las elecciones.
Candidatos a diputado federal; en busca del voto.

Antes de enfrentar la democracia en las urnas, no debemos olvidar que la Revolución Mexicana se hizo por dos motivos; el sufragio efectivo y la no reelección presidencial. La segunda fue consecuencia de la primera, sin necesidad de tener atributos por el presagio puede asegurarse que lo que hoy es cosa de razones políticas.

Mañana sería un fanatismo de esas pasiones que subyacen y sobreviven en la naturaleza de los ambiciosos de poder que siempre han demostrado un particular desprecio hacia millones de mexicanos que no han conocido la justicia, desde siempre la ecuación numérica ha sido la más acertada en lo referente a lo social y la política.

Es moda, cada sexenio que políticos con poder purifican la justicia a conveniencia propia, hasta hacerse pasar por víctimas de la violación a sus derechos. El pueblo sigue pasando las de Caín, un país democrático y moderno no puede seguir así, ya es hora de que los mexicanos tengan las garantías de que su voluntad vale el PRI-PVE, PAN, PRD, PT, y MC se deben sentar a discutir sin apasionamientos sobre los procesos electorales próximos.

Hay que darles credibilidad a dichas elecciones, deben ser un pacto para ofrecerle a la sociedad las garantías necesarias de que su voto será respetado y de que con su voto se podrá llegar a una sociedad más demócrata.

Tanto Peña Nieto, López Obrador, Vázquez Mota, deben otorgar mayor dignidad al quehacer político, disponiéndose a hacer campañas electorales con propuestas claras, honestas, serías, que sustituyan las promesas vagas de ayer, por objetivos claros que exige la sociedad, hoy alerta y plural a la que cada día le interesa menos el discurso poblado falsos objetivos y ausente de ideas.

Dispónganse señores candidatos en asumir los compromisos necesarios, fundados sólo en la voluntad popular para que sean capaces de conducir al estado hacia un futuro de horizontes más amplios que aquellos que hoy nos limitan. Recordando que a los muertos no les interesa la venganza política.

Palabras valientes, alguien desesperado la política si fue siendo una lotería de arreglos y complicidades y aunque por debajo del puente Puchuapan, ha pasado mucha agua.

Se siguen dando amarres financieros entre candidatos a la diputación federal del Distrito 19, quienes al no tener levante popular, se conducen en medio de torpezas, frivolidades y conductas mercantiles; poco mantienen una conducta sería y digna, el poder es el poder y los medios y formas como alcanzarlos, validos o no.

Poco importa a quien busca saciar esa insana ambición de poder, pero que nadie diga que lleva delantera alguna.

Marina Garay Cabada, aun apegada al slogan (Peñanietista), “México necesita un cambio… Compromiso por México”, sabe que las cosas no le marchan del todo bien, que debe de ser más humilde. Oler más a pueblo, por que hacia su persona existe crisis de credibilidad en varios municipios y eso que sus operadores digan, haciéndole la cuenta alegre en política es un craso error que se paga. ¿Por qué dicho distrito en manos del PRI?

En política nadie puede pasársela disculpándose, “es vivir por nada o  morir por un ideal”. Aunando a ello las campañas proselitistas son un “bluff”, carente de propuestas básicas por parte de los candidatos de PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, PRD, y PT y ante un escéptico y exigente electorado nomas topan con pared, aunque por ahí digan en ciertos slogan, ahora quien podrá salvarnos…

“El Chapulín” Sergio Cadena Martínez, que anda desatado por todo el Distrito 19, alterando la emoción ciudadana con su virulentos discursos-mensajes, sabe a que juega, político nato, aprendió a luchar con sus propios demonios y con adversarios políticos de mucho peso son complejos, sabe influir en los indecisos, lo que daría un gran viraje político para el 1° de julio próximo.

El rumor es como un cheque, es bueno hasta ver que tiene fondos, ya no es posible en la actualidad lanzar propuestas entre anécdotas y chismes, sencillez, nobleza y virtudes reales que pocos políticos poseen para la ciudadanía.

En ese rubro marca la diferencia entre sus adversarios políticos, la doctora Rosario Valerio Hernández, por cuyos valores y principios gana adeptos en el Distrito 19, algo oscuro se está tejiendo y poco inquieto anda el hormiguero tuxtleco; campañas correlonas, candidatos informales, faltistas, faltos de seriedad, poco sentido ético político mucho prometer, poco cumplir, es la tarea de los candidatos ante esta gran realidad, los hay quienes reconocen sus fallas, omisión, fallas graves que deben enmendares si quieren lograr el consenso popular.

Las ideologías políticas, lo sabemos todos, aunque tengan estructuras relacionales hay quienes las convierten en dogmas de fe.