La Grilla de Chon Pueblo

Hay quienes combinan la política con la moralidad, desconociendo el significado de ambas, en un medio donde la verdad sufre a veces más por el calor de sus defensores que por los argumentos de los opositores.

“San Fidelito… San Fidelito… San Fidelito… Una vez mas haznos el milagrito”; oración que ha vuelto a surtir efecto.

155 alcaldes veracruzanos, devotos a “San Fidel Herrera Beltrán” la rezan: “San Fidelito, que dicho milagro sea dinerito en efectivo…” y el milagro ya se está dando, “San Fidelito Herrera, recientemente anunció que se dispondrán de 195.5 millones de pesos y serán en apoyo a los municipio que han sufrido recortes presupuestales por parte de la Federación, informando a los alcaldes, esquemas financieros que se seguirán para recuperar los 3 mil millones de pesos que les ha recortado la federación panista.

En tal sentido, San Fidelito, inteligentemente se anticipó a los ciclos económicos, burzatilizando el impuesto de la tenencia de vehículos y el estado cuenta hoy con finanzas sanas y solidas. Vaya, vaya, con los alcaldes, bueno, el que a buen santo se arrima, buena sombra le cobija y si no fuera por “San Fidelito”… Así que sigan rezándole alcaldes, sigan rezándole, para que les siga haciendo “el milagrito” esa mano amiga de los veracruzanos.

Señores, lo mejor es la reflexión, antes de tomar cualquier decisión. Resulta que aun no “le cae el veinte” al perdedor priista y excandidato a la Diputación Federal Jorge Uscanga Escobar y busca un juicio de inconformidad, hacerle mella al triunfo del “panucho” Santamaría Prieto. Por favor, ¿por qué después de ahogado el niño, siempre hay quien quiera tapar el pozo?

Uscanga Escobar recibió sin duda alguna, una sopa de lo mismo que él estaba acostumbrado a realizar para obtener triunfos electorales y poder. Hoy le tocó lidiar con un desinteresado electorado, con unos priistas resentidos, que a todas luces buscaron cobrarle viejas facturas. Lo hicieron aquellos que tantas veces engañó, a muchos que por años lo siguieron, lo apoyaron incondicionalmente por convicción al PRI y les mintió, pues solo los utilizó y con el apoyo de esta noble gente a la que nunca ayudó, benefició solo a sus familiares, corifeos y bufones.

Por favor, por qué buscar culpables de un hecho que ya se veía venir con antelación, si bien se ha dicho que el que siembra vientos recoge tempestades, lo cual es totalmente cierto, hoy se dio en Uscanga Escobar, como claro ejemplo, no menos cierto es que la siempre de soberbias, arrogancias, prepotencias, nunca producirán frutos buenos.

Un claro ejemplo de amistad le demostró Jorge González Azamar, quien abiertamente con su gente le dio todo el apoyo a Uscanga Escobar en Catemaco, donde con pocos votos, pero ganó, aun en contra de ciertos priistas que lo obstaculizaron en todo momento, abiertamente, como es el caso de la Presidenta del PRI Municipal Teresa Moreno Gómez y compañía, como así sus amigos presidentes municipales de Cabada, Lerdo de Tejada, Saltabarranca, que como ratoncitos escondieron cuerpo y cola, y vino el debacle uscanguista.

Y parafraseando tan conocida melodía que canta “El Puma” José Luis Rodríguez, “culpable, culpable soy yo, por haberte tenido olvidada, por haberte negado mi amor”…

Pero el que volvió fue Sergio Cadena Martínez, si, pero no lo que se agenció, lo caído, caído. Este “satánico chaparral” volvió a su tierra, donde en rueda de prensa anunció que el ORFIS lo había exonerado y que va sobre la Diputación Local, por el partido que le de cobijo, ya que dice no estar casado con ninguno de ellos y como “no hay burro flojo para la alfalfa”…

También en ese tenor anda el chaval Octavio Pérez Garay, buscando notoriedad, dizque su juventud le da fortaleza para participar. ¿Apoco no’mas los del nuevo cuño tienen derecho?, Chon Pueblo también anda tras ese hueso y no hace tanto alboroto, aquí de saliva nada, ya que en ese rubro, el Alcalde de Catemaco también busca repetir como Diputado Local y es un duro hueso de pelar, y no son meras suposiciones.

Tomas Montoya anda desempleado políticamente y va de nuez este “grillo topotero”, ya se deja ver mucho por la zona de Los Tuxtlas… Cuidado, cuidado, los demonios andan sueltos y el “chaneque” Gaby Aranau Oliveros, puede por ahí ofertar sus naranjas.

Diga lo que se diga, aun está la caballada muy flaca y los acelerados se pueden caer de la monta; pero en política, tener miedo, es peor que el fracaso y muchos plumajes se seguirán manchando y volverán por sus fueros, mientras el pueblo lo permita.