La Grilla de Chon Pueblo

Ni duda cabe, los escenarios en política cambian, no el sistema, porque su propia simplicidad es a la vez asquerosa, deshonesta, corrupta, brutal en ocasiones, donde resulta imposible cambiar una estructura política, que no cambia jamás y por lo que somos un País más pobre día a día, ¿acaso somos masoquistas?, para rivalidad en cada época de elecciones un escenario tan desigual y tan injusto que nos ofertan esos “malos mesías” que solo vemos cuando andan en busca del voto y la confianza del electorado, de esos que resultan hábiles para manipular extendiéndonos la idea que avanzamos por la senda de la democracia, que vamos por la senda del cambio, si estamos igual o peor que antes y los “mil usos” se han multiplicado por todo el País y los que han podido se han lanzando al “sueño americano”, olvidándose hasta de donde nacieron, se van muchos para ya no volver; para estar “amolados” todo el tiempo, pos no, alguien comentaba “los niños dicen lo que hacen, los viejos lo que hicieron, pero solo “los perplejos” dicen lo que van a hacer.

A la vista el 5 de Julio, y la democracia poco a poco va perdiendo la batalla con las pintas de bardas, aunque con publicidad poco ostentosa, los candidatos a la Diputación Federal buscan convencer con sus mentiras tantas veces repetidas a un exceptivo electorado al que hay que convencer con la verdad y no con buenos “comerciales” que son colocados en un escenario urbano miserable, marginado, cuyos habitantes, gente amolada, pobre, no han sido beneficiados con programas como “Oportunidades” “Vivienda digna”, “70 y más”, “Piso Firme”, “Empleo Temporal”, “Despensas”, entre otros muchos, cuyos barrios y colonias carecen desde hace mucho tiempo de agua potable, energía eléctrica, drenaje, cuyos amolados habitantes se las tienen que ingeniar para poder sobrevivir. A esta gran mayoría de gente pobre, las que la alharaca electoral le urgen proyectos productivos viables que mejoren su nivel de vida, no ofertas y “promesas fantásticas”, sueños guajiros que no cumplirán quienes buscan de ellos su voto y confianza, hoy más escépticos que nunca, poca atención le dan a estos carteles o pintas, cuya propaganda política de los diferentes partidos en contiendas se exhibe con sus mensajes simplistas y anodinos, pretenciosamente justicieros y aleccionadores que atienden más a la exaltación en abstracto de los grandes valores y aspiraciones que la calidad humana de los candidatos, ¿alguno la poseerá?

En la actualidad ¿Cómo piensan convencer al electorado, cuando sus exhortos impresos en las bardas que son, se entiende, “sus ofertas” o compromisos políticos, tienen sello de la superficialidad y la irrelevancia, porque si bien algunos abanderan causas derivadas del malestar de la ciudadanía; también exaltan por ejemplo la libertad en un país de libertinaje político, en honor a la verdad en estas campañas para diputados federales de candidatos simples, simples candidatos, se observan más similitudes que diferencias en los mensajes que los partidos políticos exhiben en las bardas y en medios televisivos; y la credibilidad en las elecciones, frágil aun.

En la Región de Los Tuxtlas, alcaldes como Héctor Llamas León de Lerdo de Tejada, Santiago Avendaño Barrios de Ángel R. Cabada, Josabet Cadena González de la colonial Santiago Tuxtla, Lic. Jorge A. González Azamar han destacado por la magnifica labor y obras públicas a favor de sus gobernados, alcaldes que han sabido transmitir certeza, esperanza, seguridad, confianza a su pueblo realizando obras prioritarias, un mejor desempeño en el área de la educación, salud, vivienda digna, electrificación, drenaje, agua potable y colonias y del medio rural, llevando a cabo una labor pública vigorosa, confiable y de calidad por ende y pueblo y gobiernos municipales se mantienen unidos. En hora buena. Señores alcaldes, ojalá y cumplan así o mejor la encomienda popular por lo que les resta de gobierno municipal.

Se han desatado los “espíritus topoteros”, por lo que muchos de los aspirantes a la silla municipal de esta mágica y turística ciudad, hoy en día andan luciendo su mejor sonrisa, te saludan de mano, te dan abrazos fingidos, a lo lejos te manotean cual garza iza sus alas en pleno vuelo, la razón, la búsqueda de notoriedad, algunos hace poco ni nos pelaban y hoy te pelan los dietes con fingida sonrisa, hipocritones ni quien lo dude, pero bueno, andan en pos de llegar a la “silla grande” de Catemaco. Que aun no son los tiempos, “la manga”, “mojarra que se duerme, se la comen en chile y limón”, ¿Quién azuza tanto problema en el COBAEV plantel 16 de la ciudad de Catemaco?, al parecer al nuevo director “le quedó grande la yegua” y se lo están comiendo ciertos trapecistas.