La Grilla, Por: Chon Pueblo

Vuelve la calma a ciudad Chaneque
En Catemaco “incondicionales” apoyan proyecto
“¡Sí señor, todo está bien!”

El ser humano, en nuestra época es el Prometeo Encadenado, donde su prisión se abre cuando logra penetrar en el conocimiento de su propio ser; indaga, busca y trata de conocer su historia para intentar entenderse mejor, logrando introducirse en terrenos profundos de la política, donde lejos de buscar soluciones tangibles y simples, paradójicamente lo llevan a involucrarse en una tremenda complejidad y nunca se ha llegado a preguntar, si en el futuro el reto será superior a su capacidad, ya que cabalga sin saber trotar en un ambiente donde la política siempre será fuente de complicidades donde desaparecidos los buenos valores, todos los actores políticos se conducen de manera anárquica y superficial, porque en este medio, la tumba no es un callejón sin salida, solo es un pasillo; podría cerrarse en la penumbra política pero se abre con el amanecer…

Ciudad Chaneque vuelve a la relativa calma imperando la prudencia y capacidad de diálogo del alcalde municipal Raúl Sosa González y las puertas de la casa del pueblo colonial fueron abiertas a quien pertenecen, a la ciudadanía, que en su quehacer diario tiene la necesidad de los servicios públicos municipales; y que por unos días, les fueron obstruidos por gente irresponsable que sirviendo a los intereses de políticos convenencieros, boicotearon todo acceso a la casa grande municipal y tomando palabras del Gran Kayman, decisiones extraoficiales en lo oscurito, se impusieron sobre el deseo verdadero de los trabajadores sindicalizados… —Océano—, los manipularon como títeres y se fueron a una huelga nulificando en si sus verdaderos derechos, sin organismos sindicales a quien consultar.

Dicho movimiento sindical, poco a poco, el pueblo de la colonial Santiago Tuxtla, lo fue minimizando; ojalá aprendan la lección, pues cuando el estómago gruñe y la desesperanza golpea, no se puede estar sirviendo a intereses mezquinos, porque Santiago Tuxtla merece respeto y lo que enfada a esa maravilla Chaneque es estar en el ojo del huracán, cuando la ropa sucia debe lavarse en casa…

Ciertos políticos mañosos, convenencieramente tratan de llegar cómodamente a la cancha mas pareja, desviando la atención con apapachos y asesorías clericales, Tomás Montoya Pereyra “flamante diputado local va al salto del poder, tras el poder, no se trata de hacerle al pitoniso, sino caminar sobre experiencias dadas; Tomás anda por la tierra que no lo merece, mirando por encima de los hombros a la demás militancia priista pues cree que de la cúpula nacional le vendrá el huesillo tan ansiado y falso resulta que sea la diputación federal.

Este dino de la política estatal busca aprovecharse de la última iniciativa del Congreso, el incremento de un año más al mandato de los presidentes municipales que de tres años pasaría a cuatro años, uf, uf, a pueblo jodido acabar con él. Tomás busca hincarle ahora por cuatro años más el diente al amolado y sufrido pueblo catemaqueño, teniendo en contra sus desaciertos políticos, sus mentiras tantas veces repetidas, sus promesas incumplidas, y aunque los catemaqueños no padecen amnesia, en lo oscurito Tomás hace sus cuentas alegres, ya que para su odisea de cuatro años, cuenta con operadores dizque políticos del equipo de Eliuth Cervantes Ramírez,  quienes aunque maicean del erario municipal gustan patear el pesebre y están haciendo labor con sueldo ajeno, a favor y como le gusta al diputado local.

Ahora solo falta lo que digan los verdaderos catemaqueños, porque un buen político cultiva la verdad en campos de certeza…

Topotilandia, la mágica, tan cerca de tu hermosa y paradisiaca laguna y tan lejos del Sol, es una lástima que ciertos ex alcaldes municipales lo único que hicieron es dilapar los recursos con su política torpe y dispendiosa y ahora se lucen como nuevos ricos junto con ese grupo de mafias y cofradías con las que compartieron el botín dejando al pueblo catemaqueño en crisis económica, por ende los pueblos necesitan “rambos” que sepan afrontar los desafíos y vencerlos, no circunspecciones y pavideces, pues ya basta de prudencia la que dicen es de los sabios y Topotilandia no está compuesta de sabios.

Porque, caso insólito de lo absurdo, se da en la nueva administración municipal donde tingoliches contra zapos infladitos, adolecen de amabilidad y humildad con la gente del pueblo que sigue quejándose de malos tratos de su parte; estos “personajazos” son el resultado de una suma de inexactitudes que fueron acumulándose desde principio del trienio y que han sido fruto de un raro estilo de gobernar, caracterizado por las desmitificación de las formas como el desconocimiento; falta de capacidad y habilidad para desempeñar la encomienda, aunado a ello la falta de ética política se las pasan haciendo públicas sus nulas relaciones internas…

Tingoliches y zapos andan “enfiebrados”, estableciendo entre ellos un trato prostituido, todos buscan llevar agua a su molino y ante el jefe… “Señor todo está bien, no se preocupe…”, “…señor todo está bajo control…”

Cuando resulta todo lo contrario, pero es la forma melosa y servil de como se conducen ante el jefe aunque todo lo demás ande de cabeza, alguien debería meterlos al orden; hacerlos responder por los desperfectos…

En topotilandia, casi todos los alcaldes municipales han sufrido el mismo mal, la descoordinación de sus propios equipos de confianzudos sin que pudiera menoscabarse la facultad de mandar a su casa a quien solo estorba, ya sea por inepto o por bribón, Amen de obligarlos a pagar los desperfectos.

Por cierto, andan que trinan profesores del Estado en contra del dizque regidor primero dizque Profesor José Orlando Betancourt Várela, un extraño en la noche, pues dicen que solo invitó a maestros de la federación a la celebración del día del profesor que organizara el Ayuntamiento en honor a los Mentores. Otros dicen ser amigos del alcalde pero que no fueron tomados en cuenta… ¡Vaya con el “re gente” primero, sólo llevó agua a su molino, no les importó a los profes del estado, puro federativo amigacho suyo…