LA INCLUSIÓN EN LA EDUCACIÓN

Educación Especial USAER 9

En la Región de Los Tuxtlas, la educación especial se inició en 1981, la cual va a la par de las nuevas reformas educativas y constantemente ha dado respuesta a las necesidades de la comunidad sanandrescana. En la  actualidad se pretende la educación inclusiva.

La práctica de la educación inclusiva es una necesidad en una sociedad diversa como la nuestra, pues propicia el respeto a los derechos humanos, la igualdad de oportunidades y la consideración de que lo distinto constituye una característica enriquecedora de los grupos humanos.

La educación inclusiva también demanda cambios en la educación regular, busca que las maestras y maestros se asuman como responsables por el aprendizaje de todos sus alumnos.

Ahora debe buscarse que todos los niños aprendan de acuerdo a sus  propias posibilidades, lo cual también implica cambiar las formas de enseñanza y las de evaluación.

La educación inclusiva se relaciona con las escuelas y sus formas de organización. No es un asunto de la comunidad educativa, comunidad-familias, directivos-docentes y alumnos, requiere del trabajo colaborativo de todos los involucrados.

Implica que todos los niños y niñas de una determinada comunidad aprendan juntos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales.

En este sentido, las escuelas deben acoger a todos los niños sin importar sus condiciones físicas, intelectuales, emocionales o lingüísticas. Esto incluye niños con discapacidad y con aptitudes sobresalientes, niñas, y niños que viven en la calle, niños que trabajan, niños migrantes, niños que han perdido a sus padres por el virus de inmunodeficiencia humana o por guerras, niños de minorías culturales o étnicas y niños de otros grupos con desventajas o marginados.

Integrantes de la Unidad de Servicios de Apoyo a Escuela Regular (USAER) 9: Directora, María Carlota Marentes y docentes de apoyo; María de Jesús Azuara, María Eugenia Romero; Selene Calderón, Erica Sorcia y Adriana del Moral.