La participación, el instrumento para el cambio social: Javier Duarte

Adelante, la ruta para hacer de la prosperidad nuestro mejor horizonte.

Comunicado de PRENSA, Xalapa, Ver.- En Veracruz haremos de la participación el gran instrumento para el cambio y la transformación social, aseguró el gobernador Javier Duarte de Ochoa al presentar el programa Adelante, el instrumento social de su gobierno para construir una sociedad más justa, “donde las libertades, la solidaridad y el potencial con el que gozamos, permitan a todos un desarrollo pleno”.

Acompañado por representantes de las etnias indígenas de todo el estado y de pobladores de las comunidades más marginadas de Veracruz, dijo que la entidad inicia hoy una nueva etapa, “una etapa que nos convoca a unir esfuerzos para alcanzar mejores niveles de bienestar y elevar la calidad de vida de todos los veracruzanos”.

“Adelante representa el inicio de una nueva forma de entender la participación ciudadana en los temas de pobreza, la desigualdad y en todo aquello que incide en el desarrollo humano: educación, salud, vivienda y servicios públicos de calidad” indicó.

En presencia de su esposa Karime Macías de Duarte, a quien saludó con cariño, dijo que con Adelante logrará que la riqueza que posee Veracruz llegue a todas las regiones y a todas las personas y que el desarrollo alcance las mesas de las familias allá en la Huasteca, en el Totonacapan, en Zongolica y en Soteapan.

En el campo de la Biblioteca “José Mancisidor” de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rébsamen”, emblemático sitio de la educación pública en nuestro país, rodeado por todos los sectores de la entidad, el gobernador Javier Duarte hizo un análisis minucioso y contundente de la realidad de Veracruz.

Dijo que, como en muchas regiones del país, en nuestro estado tampoco hemos podido abatir a los principales enemigos de nuestra sociedad: la pobreza y la marginación.  A pesar de lo mucho que se ha hecho, ha resultado insuficiente, sobre todo porque de los 155 municipios que encabezan la lista de los más rezagados en el país, el 10 por ciento se encuentra en Veracruz.

Dijo que no es posible hablar de progreso cuando hay más de 3 millones de personas que no son derechohabientes a la seguridad social y 620 mil continúan sin saber leer ni escribir, cuando 468 mil hogares carecen de servicio de agua y 310 mil no cuentan con drenaje, cuando 62 mil casas no tienen energía eléctrica y 232 mil continúan con piso de tierra y un millón 400 mil personas viven en pobreza extrema, incluyendo, por supuesto, a nuestros pueblos indígenas, en donde las cifras del rezago se hacen más evidentes, aseveró.

Expresivo, con la firmeza y la determinación que le caracterizan, de frente a los medios de comunicación y todos los veracruzanos, el Gobernador indicó: “Reflexionemos hoy. El punto de encuentro entre la opulencia y la indigencia debe ser el camino de la conciencia solidaria de los veracruzanos”.

“Corresponsabilidad es el sello que identifica nuestra decisión de emprender un profundo cambio social, con el que mi gobierno está comprometido. Adelante es una estrategia de programas sociales del Gobierno del Estado, a la que queremos sumar a toda la sociedad. La solidaridad, los valores sociales y los objetivos comunes de los veracruzanos serán la clave para cerrar la brecha de la desigualdad. Serán determinantes para atender las demandas prioritarias del bienestar social. Es tiempo de establecer nuevos alcances de la justicia social” dijo.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa reconoció que los programas asistencialistas no han resuelto nada en el país y que las estrategias han sido incapaces para remediar las desigualdades. “La política asistencialista, sin que promueva un cambio de actitudes, sin la corresponsabilidad como elemento fundamental de la superación y el desarrollo, hoy mantiene a miles de mujeres y hombres en la marginación” expresó.

Al mirar de frente los retos, dijo que la voluntad de los veracruzanos para unirnos y salir adelante es más grande, y por ello no hay que perder tiempo y es necesario actuar ya.

Informó que para la implementación de este programa, que sienta precedente en la manera de integrar las políticas públicas de carácter social en el país, el día de ayer se publicó en la Gaceta del Estado el Decreto que Establece el Programa Adelante, el cual está íntimamente ligado al Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016.

El decreto, añadió, formaliza el compromiso de combatir y abatir los factores asociados a la pobreza y marginación, así como la obligatoriedad de integrar un Padrón Único de Beneficiarios del Gobierno estatal. Además, presentó al Congreso del Estado la iniciativa de Ley de Desarrollo Social, para su análisis.

El Programa Adelante cuenta con 300 programas sociales de todas las dependencias, a las que instruyó, desde ahora, a apegarse a la normatividad del programa. “Así actuaremos de forma ordenada y podremos dar respuesta eficaz a quienes más lo necesitan y a quienes demuestren su propio esfuerzo por superarse” indicó.

Una y otra vez, el gobernador de Veracruz se refirió a la importancia de la participación ciudadana. “Hagamos realidad una sociedad activa, sustentada en el respeto mutuo y la justicia social”.

Comentó que el reto es abatir la pobreza al 50 por ciento, tal como lo plantea el Plan Veracruzano de Desarrollo. “Hagámoslo. Porque donde existe pobreza, donde prevalecen grandes brechas entre quienes lo tienen todo y los que carecen de todo, no sólo hay injusticia, sino ineficacia y fragmentación social. Entendamos que el bienestar individual es perdurable en la medida en que exista la cohesión social; cuando los propósitos y valores compartidos son posibilidad de todos” aseveró.

Ante cerca de 5 mil personas que ahí se congregaron, Javier Duarte de Ochoa destacó que “todos somos Veracruz” y que Adelante requiere necesariamente de la participación comprometida de las comunidades, pues sin ellas, no hay esquema de desarrollo posible.

En presencia de los delegados federales, reconoció el apoyo del presidente Felipe Calderón Hinojosa y le solicitó mantener la vinculación por el bien de Veracruz y de México. “Le refrendamos nuestro deseo de trabajar coordinados y compartir información con el Gobierno de la República” señaló.

Concluyó su discurso diciendo que nadie puede ni debe sentirse ajeno a esta tarea impostergable, a este deber histórico de abatir la pobreza. “Invito a los empresarios, a las jerarquías de las iglesias y a las organizaciones sociales a que sean actores fundamentales de este programa. Pido sumarse: a las universidades, centros de investigación y otros organismos interesados en promover el desarrollo social en el estado”.

Convoco a los servidores públicos de los tres órdenes de Gobierno, legisladores y partidos políticos, a que seamos capaces de actuar con orden y responsabilidad en esta obligación que tenemos con la ciudadanía. El programa que hoy inicia marca una nueva forma de hacer y de entender la política social: la política de participación plena de todos los veracruzanos, aseveró.

“Adelante es el proyecto social que presentamos al pueblo veracruzano. Es abrir las oportunidades de cambio con los que menos tienen. Es un esfuerzo sin precedente en favor de la niñez y la juventud. Es el mecanismo para cumplir con la deuda histórica con nuestros pueblos indígenas y trabajadores del campo. Es hacer de la corresponsabilidad la herramienta del bienestar social. Es la ruta para hacer de la prosperidad nuestro mejor horizonte” concluyó.