La secuestran, pagan el rescate y aun así la estrangularon

 

Los familiares de la maestra pagaron por su rescate 5 millones de pesos, automóviles y joyas

la-secuestran-2

 

TABASCO HOY

CÁRDENAS, TAB.

 

Otra mujer que fue secuestrada desde el pasado 30 de noviembre, apareció ayer estrangulada y con una lesión de arma de fuego en la cabeza, en un basurero de la comunidad de Río Seco y Montaña en Cárdenas, pese a que sus familiares pagaron la cantidad de 5 millones de pesos de rescate.

la-secuestran-3

Esta es la segunda fémina plagiada y asesinada en los meses de noviembre y diciembre. En ambos casos sus familiares pagaron sus rescates;la primera fue Hebe Nora Mendoza Villarrel de 18 años de edad, quien apareció sin vida en el municipio de Macuspana.

Con el secuestro y ejecución de la maestra de kinder, Liliana Morales Luna, de 33 años de edad, originaria del ejido Ceiba primera sección, del municipio de Cunduacán, suman 10 las muertes violentas en diciembre y 137 casos, entre esas cifras van 36 feminicidios.

Familiares de esta nueva víctima indicaron que por el rescate de la profesionista se pagó la cantidad de 3 millones de pesos en efectivo, más autos y joyas, hasta llegar a los 5 millones, y pese a ello fue asesinada por sus captores. Su cuerpo fue abandonado con huellas de violencia, y envuelta en un cobertor en un paraje solitario de la ranchería Río Seco y Montaña, en Cárdenas.

La ahora occisa fue secuestrada por delincuentes el pasado 30 de noviembre, cuando se desplazaba por la autopista Cunduacán-Comalcalco, a bordo de un automóvil Versa color gris con placas WTF-21-87 del estado de Tabasco.

la-secuestran-1

Pero al llegar a la altura del puente peatonal de la comunidad de Benito Juárez segunda sección de Jalpa de Méndez, un grupo de hombres armados que andaban a bordo de una camioneta Honda CRV color café y una Nissan roja, la interceptaron, y tras darle el clásico cerrón la obligaron a detener la marcha.

A la fémina se la llevaron, al igual que su carro, mismo que fue abandonado sobre el poblado Morelitos. Cientos de personas acudieron al velorio de la víctima.