Magia, hechizo y encanto natural en Catemaco

Catemaco, Ver.—Presenciando el evento cultural el Ejecutivo Municipal Eliuth Alberto Cervantes Ra-mírez en compañía de su esposa, licenciada Cecilia Alejandra Oliveros Rosario, y la titular de Turismo del Gobierno del Estado, licenciada Leticia Perlasca, y ediles del h. Ayuntamiento. (Foto: Cadena Pé-rez)

Abel Cadena Pérez, Catemaco, Ver.“La espiritualidad de la materia, parecen nuestros cuerpos, proyección de nuestras sombras por donde se asoma el alma al espectáculo terrenal como sinfonía para el deleite en el tiempo en que vivimos con su signo de misterio…”

Los principios se modifican cuando se practican con los hechos; Catemaco es tierra de tradiciones, magia, hechizo y encanto natural; su universo festivo es basto, complejo, caótico en apariencia, pero dotado de una profunda lógica en la que entran en juego variados tipos de creencias en un sincretismo maravilloso que realiza actos únicos maravillosos e irrepetibles.

Cada vez que se manifiestan, por que el bullicio, el colorido y la singularidad de las tradiciones de los catemaqueños, les han dado renombre nacional e internacional destacando la hospitalidad de su gente en cada una de sus celebraciones tradicionales; por primera vez en su historia los catemaqueños y turistas convivieron en la celebración del primer viernes de marzo cultural, Año Nuevo Olmeca de inicio con la salutación a Tonatiuh (Dios Sol) en el centro ceremonial.

Conferencia por el antropólogo Álvaro Brizuela, orígenes e historia de Catemaco; conferencia por el doctor Héctor Cárdenas Escobar, herbolaria prehispánica tradicional catemaqueña; resultando muy constructivas ante aproximadamente 3,665 personas.

El ejecutivo municipal licenciado Eliuth Alberto Cervantes Ramírez, en compañía de su esposa la licenciada Cecilia Alejandra Oliveros Rosario, de la titular de Turismo del Gobierno del Estado Leticia Perlasca, licenciado Gilberto Uscanga Carcaño, ediles e invitados especiales, se llevó a cabo esta tradicional celebración en el parque Francisco I. Madero, donde la civilidad y respeto imperó en todo momento.

Exitosa fue la celebración de grupos artísticos de la escuela Sor Juana Inés de la Cruz, de la Casa de Cultura Municipal, Casa de Cultura de Tlacotalpan, de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, así como la danza de la Coatlicue.

Los rituales del Chaman y la Diosa, la obra cumbre de la noche del Primer Viernes de Marzo Cultural fue La Llorona del escritor, actor y director y productor Iván Cochegrass Rivera. Aparición maravillosa, un aleteo de Ángeles, una constatación de que un Dios existe y es generoso con las criaturas. Con ella y con nosotros los que presenciamos esta magnífica obra teatral en nuestra querida y amada tierra de magia, hechizo y encanto natural, Catemaco, bien presentada llevándose la admiración de propios y extraños, el reconocimiento a los actores y gran carretada de aplausos y en el entendido de un servidor “fue una especie de ángel que quedó suspendido en el tiempo por la fatalidad y que de repente, lo que le prometía un devenir al lado del invasor cortés, al no ser halagüeño y seguro, la desquició por cuyas intrigas que la llevaron a la muerte en la hoguera a pesar de sus gritos y lamentos lo fue oportuna y necesaria…”

La obra en sí constituye un acervo cultural formidable de mucha fuerza intelectual, porque en la unión de las diversidades, de las distintas maneras de pensar de las diversas lenguas que la constituyeron en su época y se revive en la actualidad, cuyo pasado nos incumbe y resulta rentable cuando de cultivar el intelecto se trata, por que alguien tenía que hacerlo de manera inteligente, salirse de ese círculo vicioso, amañado de cómo se llevaban a cabo los tradicionales Primer Viernes de Marzo.

Gracias a quienes hacen que los cambios sean de manera ordenada, respetuosa y positiva a usted señor Presidente Municipal, por su gran visión cultural y como catemaqueño probo, va en busca de nuestras verdaderas tradiciones ya que un pueblo sin orígenes ni tradiciones, es como un árbol sin raíces expuesto a las inclemencias del tiempo.