Muere Ibérico Sánchez Mora

Catemaco, Ver.—Don Ibérico Sánchez Mora, fue un periodista combativo que se ganó el respeto, pero también el repudió de quienes eran señalados con su pluma cuando cometían algún acto fuera del orden común. (Foto: Hernández Zetina)

Ernesto Hernández Zetina, Catemaco, Ver.—El 16 de abril de 1931, en la comunidad Soconusco, municipio de Hueyapan de Ocampo, Ver., vió la luz por primera vez quien llevaría por nombre Ibérico Sánchez Mora.

Sánchez Mora, dedicó algunos años de su vida al magisterio, en la localidad Los Mangos, del municipio de Hueyapan de Ocampo, donde se mantuvo firme a impartir la educación entre los pequeños de esa comunidad.

A principios de los años 50’s, decide escribir algunas notas periodísticas en la sección de sociales, después decide escribir notas políticas, donde criticaba lo sucio que hay entre los políticos, críticas que lo llevaron a ganarse el respeto de grandes políticos, como presidentes municipales, diputados estatales, diputados federales, y, ¿por qué no decirlo?, hasta de algunos gobernadores, —en algunos casos—; y en otros, estas mismas críticas que hacía en contra de los políticos corruptos, hizo que se ganara el desprecio de algunos de estos mismos personajes.

Alrededor de los años 60’s, escribió en algunos reconocidos medios de comunicación, de circulación estatal, donde destacan; Adelante de San Andrés; Los Tuxtlas Diario, El Chilpaya, Diario Eyipantla, Política, El Grafico, Palestra, El Dictamen de Veracruz, por señalar algunos.

Ocupó el cargo de director de la Sección Catemaco en el periódico San Andrés, entre otros; al darse cuenta de los compromisos que habían entre algunos directores de los medios de comunicación y personajes de la política, quienes con estos compromisos se sentían intocables, decide hacer su propio medio de comunicación, el que se llamó Nuevo Milenio.

Con el paso de los años, nace LA EXTRA DE CATEMACO, medio de comunicación que permaneció con su toque personal, de criticar los malos manejos que hacían en algunas dependencias, siendo en los años 80’s cuando escribía En Los Tuxtlas Diario, donde al hacer algunos comentarios de personas que se dedicaban a talar árboles de manera ilegal, originó que fuera víctima de un atentado en su domicilio, donde le dispararon con un arma de fuego, causándole algunas heridas, cuando salía de su domicilio en compañía de uno de sus hijos, sin que esto le impidiera seguir, con esa labor de informar a los lectores que gustaban de leer LA EXTRA DE CATEMACO.

Cabe señalar que fue un importante gestor de obras sociales de beneficios para la localidad, lo que le dejó como resultado la admiración y respeto de algunos habitantes de ese turístico municipio, y por supuesto que como buen reportero de igual manera se ganó el odio y desprecio de quienes se hacían los ofendidos, al escuchar o al darse cuenta que estaban descubiertos, de lo negativo que estaban haciendo.

Al señor Ibérico Sánchez Mora, le sobreviven su esposa, señora Nelva Mathey Reyes, hoy viuda de Sánchez, con sus cinco hijos, los que procrearon en este matrimonio, además de otros seis hijos que tuvo fuera de este matrimonio.

Del señor Ibérico Sánchez Mora, se podría hacer un libro con tantas anécdotas de su vida, además de darle la oportunidad o un buen consejo a quienes se le acercaban, y, ¿por qué no decirlo? Hasta un buen regaño en ocasiones, cuando él sentía que algo andaba mal.

De manera muy personal, señor Ibérico Sánchez, donde quiera que usted se encuentre, reciba un reconocimiento, por la oportunidad que me dio al darme las facilidades y los consejos necesarios para incursionar en esta labor de mantener informada a la sociedad, labor donde es cierto, como usted lo decía, no todo es de color de rosa, por todo esto, solo le puedo decir MIL GRACIAS, palabras que lo dicen todo, gracias por su amistad que siempre fue sincera, gracias por sus consejos, por sus regaños y gracias, gracias porque usted fue la primer persona al frente de un medio de comunicación, que me diera la oportunidad de publicar las notas que en algunos casos, es cierto no están bien redactadas, pero eso no le importó, y estas eran publicadas en LA EXTRA DE CATEMACO.

Q.D.E.P. Ibérico Sánchez Mora.