Muere joven campesino atacado por víbora

muere-joven-campesino-atacado-por-vibora-1

 

AGENCIAS

SAN JUAN EVANGELISTA, VER.

 

Un joven campesino murió horas después de ser picado por una víbora, en una milpa donde se encontraba trabajando, la familia perdió mucho tiempo pues en lugar de llevarlo al Hospital acudieron con curanderos, los cuales no le hicieron nada, el joven falleció lamentablemente.

Los hechos se registraron en el municipio de San Juan Evangelista cuando transcurría la mañana de este martes en el interior del hospital regional Oluta-Acayucan, luego de que fuera mordido por una víbora falleció el menor Irineo Arellano Hernández, de 16 años .

El señor Adrián Arellano Reyes, padre del jovencito Irineo Arellano  quienes tienen su domicilio en la comunidad de Chapopoapan, indicó que los hechos se dieron el lunes alrededor de las cuatro de la tarde, cuando se encontraban en su parcela, limpiado la milpa, por lo que su menor hijo se metió a lo más profundo del terreno para comenzar a desmontar el lugar.

Jamás se percató que se encontraba cerca de  donde una enorme víbora se encontraba reposando, por lo que al pisarla, el animal le clavó los colmillos a la altura de la rodilla izquierda, quedando el joven tirado en el suelo mientras era auxiliado por sus demás familiares que primero lo trasladaron a su casa y después con curanderos del pueblo que supuestamente le extrajeron el veneno.

Sin embargo, para la una de la mañana, el menor presentaba temperaturas muy altas y se quejaba de fuertes dolores en el cuerpo, siendo entonces trasladados como las dos de la mañana al hospital regional Oluta-Acayucan donde de inmediato le curaron la herida y le aplicaron la vacuna antiviperina, pero ésta llegó demasiado tarde por lo que el menor de edad falleció alrededor de las siete de la mañana de este martes.

Al punto acudieron elementos de Servicios Periciales y de la Policía Ministerial para tomar conocimiento y ordenar el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense para la necropsia de rigor, para después entregárselo a sus familiares.