Niño que cae a olla de sopa hirviendo

AGENCIAS | SAN ANDRES TUXTLA, VER.- Un niño de dos años de edad cayó accidentalmente en una olla de sopa hirviendo cuando la familia estaba realizando la comida para el velorio de su bisabuela, en el municipio de San Andrés Tuxtla.

El pequeño andaba jugando con un rastrillo pero se tropezó y terminó en el recipiente que estaba sobre un fogón; se quemó parte de la cabeza, pecho, piernas, abdomen y tórax.

Tadeo fue atendido inicialmente en Lerdo de Tejada pero después fue trasladado al Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz en donde estuvo internado varios días.

El infante sufrió quemaduras de tercer grado en el 60 por ciento de su cuerpo y por la gravedad de las lesiones requería que fuera revisado en un lugar especializado en el extranjero.

Cuauhtémoc Ramírez Aguilar, del Club Shriners Veracruz, informó que después de tener conocimiento del caso buscó ayuda para poder enviarlo a Galveston, Texas, acción que ya se concretó.

«El día de ayer a las 5:00 de la tarde tuvimos la oportunidad de enviar al niño Tadeo al Hospital Shriners para niños de la ciudad de Galveston (…) Llegaron allá a las 7:00 de la noche».

A Tadeo lo acompaña su mamá, Yésica Medina, quien estará recibiendo ayuda en el transcurso de los seis meses que se estima dure el tratamineto y rehabilitación en Estados Unidos.

Hizo un llamado a los padres de familia para que tengan cuidado con sus hijos menores, principalmente evitar que se acerquen al fuego, para disminuir los riesgos de casos como el antes mencionado