No logró esquivar el encontronazo y muere por el impacto

Ernesto Hernández Zetina, Santiago Tuxtla, Ver.-De manera, por demás trágica, perdió la vida una persona que viajaba a bordo de una bicicleta, cuando ésta venía procedente de la comunidad Guinda, perteneciente al municipio de Santiago Tuxtla, encontrándose de frente con un  automóvil tipo Verna, de color verde con placas de circulación YEN-70-10.

Estos hechos ocurrieron alrededor de las 23:00 horas (11 de la noche) del pasado jueves 29 de abril, cuando Bryan Vianey Albañil Coto, quien contaba con 17 años de edad, viajaba a bordo de una bicicleta en compañía de otra persona quien de igual manera, viajaba en otra bicicleta, al llegar a la localidad Ixbiapan se encontraron de frente al automóvil tipo Verna, color Verde, logrando esquivarlo Edgar Capi Ramírez, al salirse de la cinta asfáltica, quien acompañaba a Bryan Vianey Albañil Coto, quien nada pudo hacer para evitar el brutal impacto con el mencionado automóvil, provocando con esto que el cuerpo de este infortunado campesino cayera aproximadamente cinco metros delante de donde se registró el encontronazo, ocasionando que Bryan Vianey Albañil perdiera la vida de manera casi instantánea.

Cabe hacer mención que el conductor del vehículo dejó abandonada la unidad, retirándose del lugar de los hechos, al igual que la otra persona que acompañaba al difunto, quien responde al nombre de Edgar Capi Ramírez, éstos; se dijo que venían procedentes de la comunidad Guinda donde habían se había realizado una campaña religiosa.

La persona que perdió la vida en este trágico accidente tenía su domicilio en el municipio de Santiago Tuxtla.

Al lugar de los hechos se trasladaron elementos de la policía municipal de este municipio al mando del Inspector Alberto Villegas, personal de la Agencia del Ministerio Público quienes dieron fe del levantamiento del cuerpo, siendo trasladado a bordo de la ambulancia del Se.Me.Fo., al anfiteatro para que le fuera realizada la Necropsia de rigor, acudió personal de Servicios Periciales al mando del licenciado Miguel Ángel Pérez, quienes se encargaron de levantar las primeras diligencias.