Nueva Supervisora escolar en Santiago Tuxtla

  • Su llegada a este puesto rompe con paradigmas de designación por dedazo.

Juan Carlos Nevárez Rojas | Santiago Tuxtla Ver.— El pasado miércoles 21 de agosto en la escuela Juana B de Carvajal de Santiago Tuxtla tomó posesión la nueva supervisora de la zona 068  la profesora Norma Patricia Gómez del Ángel, la llegada de dicha maestra a este cargo toma vital relevancia ya que luego de muchos años quien ahora ocupa este cargo fue electa mediante examen y evaluación de aptitudes y no mediante dedazo político como ya se había acostumbrado en dicho puesto.

“Así es salió una convocatoria, me inscribí, hice todo el proceso, presenté el examen y obtuve el primer lugar de prelación y a partir de eso la nueva administración con transparencia nos asignó el cargo con apego a mi derecho, en este caso por la cercanía a mi lugar de origen que es la zona de Soledad de Doblado, estuve 18 años frente a grupo y cuando nos piden asistir a la Secretaria de Educación con el maestro Cesar que es el segundo lugar nos ofertaron Santiago Tuxtla o Tamiahua y yo selecciono Santiago, se me había dicho que era una zona muy buena, los maestros muy trabajadores y pues en estos días que he estado aquí la verdad que lo he comprobado”, afirmó en entrevista la nueva supervisora escolar.

La entrevistada resaltó que su llegada a dicho cargo el cual por primera vez después de mucho tiempo fue asignado mediante examen y evaluación y no por encomienda o dedazo, por lo cual reconoció este, la promoción por competencias, como uno de los pocos aciertos que se conservan de la llamada reforma educativa.

“Yo creo que es una oportunidad que la reforma nos ha dado a los maestros que queremos superarnos, que tenemos esa capacidad de aceptar una evaluación y demostrarlo, estos puestos anteriormente se habían designado por dedazo porque así se manejaba y los que no tenemos ese tipo de palancas pero lo demostramos a través de un examen se nos da la oportunidad de crecer y creo que las designaciones deben de seguir así porque sé que hay muchos maestros en aula que tienen la capacidad de desempeño en estas funciones”, afirmó la maestra Norma.

Dicho puesto por años había sido cooptado por políticos, familiares o amigos de funcionarios públicos, era la designación descarada del hueso para allegados y parientes, secreto a voces pero a la vista de todos, sin embargo la llegada de la maestra Paty cambia dicho paradigma ya que se ganó su promoción mediante examen y la designación de este cargo por primera vez en muchos años recayó en un profesor realmente capacitado para ocupar el cargo, la elección y designación de cargos por competencias y habilidades es una de las reminiscencias rescatables de la llamada reforma educativa, ya que sin ello maestros que no contaban con padrinos y palancazos jamás habrían podido ocupar estos cargos que estaban reservados para unos cuantos.