Mar. Feb 20th, 2024

Agencia.- El secretario General, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y el Sistema de la ONU en su conjunto manifestaron indignación y condenaron inequívocamente la decisión de los talibanes de prohibir el acceso de las mujeres a las universidades en Afganistán.
António Guterres reaccionó a la noticia con gran alarma y reiteró que la medida no sólo viola los derechos de las mujeres y las niñas sino que tendrá un impacto devastador en el futuro del país.
Guterres urgió a las autoridades de facto a garantizar el acceso igualitario a todos los niveles de educación para la población femenina.
En el mismo tenor, Volker Türk calificó el anuncio como otro cruel golpe a los derechos de las mujeres y las niñas afganas, así como al país en su totalidad.
“Excluir a las mujeres de la educación terciaria es aún más desgarrador si se toma en cuenta la contribución vital que ellas han hecho en tantas áreas profesionales y vocacionales a lo largo de los años”, apuntó el Alto Comisionado, sumando su voz al llamado urgente de revertir esta medida, al igual que la prohibición de acceso de las niñas a la escuela secundaria, vigente desde agosto de 2021.
Por su parte, las agencias de la ONU en Afganistán afirmaron que las Naciones Unidas en su totalidad repudian la decisión y conminaron a los talibanes a revocarla inmediatamente.
“También instamos a las autoridades de facto a reabrir a las niñas las escuelas más allá del sexto grado y a poner fin a todas las medidas que impiden que las mujeres y las niñas participen plenamente en la vida pública diaria”, apuntaron.
Recordaron además que los talibanes han restringido la libertad de movimiento de mujeres y niñas, las han excluido de la mayoría de las áreas de la fuerza laboral y les han prohibido usar parques, gimnasios y baños públicos. “Estas restricciones culminan con el confinamiento de mujeres y niñas afganas a las cuatro paredes de sus casas”, señalaron e hicieron eco a la advertencia del secretario General con respecto al daño que estas políticas discriminatorias tendrán en el futuro de Afganistán.