Dom. Jun 23rd, 2024

*** La denuncia con el número COA/DXII/FEMUJ/FE1/133/2022    se desahoga en la Fiscalía Primera Especial en la Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas.

 

***Grupos de feministas atienden este lamentable caso.

 

 

 

Esta entrega es vergonzosa por donde se vea. Valiente padre de familia valiente  defiende a su menor hija y  denunció a  pastor que tiene una larga lista de acosos y abusos sexuales en contra de mujeres feligreses y muchas de ellas no denuncian por vergüenza, no querer el señalamiento social y los comentarios sexistas o denigrantes en contra de las víctimas, aun cuando muchas de ellas son mujeres profesionistas tocadas sexualmente por este dirigente religioso, quien engaña a sus seguidores con la postura de valores, ética y ser el enviado por Dios, siendo un sociópata. Les cuento a  las y los inteligentes lectores.

En la Fiscalía Primera Especial en la Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas, la Lic. María Araceli López Vázquez abrió la Carpeta de Investigación Carpeta de Investigación con el número COA/DXII/FEMUJ/FE1/133/2022  por el presunto acoso y abuso sexual perpetrado por el  presunto señalado, el pastor Carlos Cortés Soto, quien dirige  la iglesia cristiana “Iglesia Casa de Oración” en contra de una menor de edad de 16 años.

Y es que la llamada “Clave Alfa Numérica  A-151/2022 acusa al pastor de la «Iglesia Casa de Oración», ubicada en Justo Sierra 60, en la Zona Centro, en Coatepec, de tocamientos debajo de la ropa y esta acción había sucedido desde que la menor tenía 15 años y en abril de este 2022, la víctima tuvo el valor para hablar con su padre, optando por interponer la respectiva denuncia.

Los tocamientos subieron a un nivel en el que la joven por vergüenza no decía nada, hasta que decidió comentarle a su padre, pues  pensaba que si permitía más acoso y abuso, este pastor no pararía con estas acciones vergonzosas.

Y este acoso, abuso y tocamientos se realizaban en la oficina de la iglesia cristiana. Lo interesante es que la menor le dijo a su mamá y ella en un principio no le creyó, hasta que la joven se acercó a su padre, quien decidió interponer la respectiva denuncia.

Cabe mencionar que estas acciones han sido sistemáticas, pues el pastor Carlos Cortés Soto es señalado por víctimas, muchas de ellas mujeres mayores de edad, de realizar tocamientos, roces y comentarios sexistas, en su figura de pastor cristiano. Después de interponer la denuncia, cinco mujeres más están teniendo acercamientos con la familia de la víctima para sumarse y presentar  denuncias por haber sufrido el mismo tipo de abuso y esto será en las siguientes semanas.

Además, mujeres activistas ya están tomando el caso en sus redes sociales, como la agrupación Sororas Coatepec, que se ostenta como una comunidad y red de apoyo, así como de resistencia feminista. El fin es que la FGE atienda este caso y no se convierta en una estadística.

Sabemos que hay más víctimas, el abogado que apoyó para interponer la denuncia está dispuesto a llevar el caso de manera gratuita y se comparte a la opinión pública si saben de  otra víctima o víctimas, quienes también serán apoyada por estas agrupaciones feministas “Las Sororas”, siendo  un grupo con colectivos en varias ciudades del país.