Perfilando… Por: Iván Calderón

Impulso al turismo en Los Tuxtlas
¿Espejismo o Realidad?

Fue exactamente el pasado 7 de Junio del año en curso, cuando Javier Duarte de Ochoa, ya como candidato oficial de la coalición encabezada por el Revolucionario Institucional visitó a la Región Tuxtleca. Allí, en un evento mal organizado por las autoridades San Andrés Tuxtla, en el marco del foro “Diálogos por Veracruz”, acto que se llevó a cabo en el Club de Leones de esta localidad, el entonces abanderado del PRI aseguró que esta zona se pondrá de moda, gracias al impulso que se le dará a sus atractivos turísticos y la promoción de sus bondades naturales.

Posterior a estas afirmaciones, el todavía candidato Javier Duarte volvió a signar estos compromisos haciendo un triplete, puesto que lo mismo dijo en una reunión que sostuvo con prestadores de servicios turísticos y eco turísticos en el sitio de Nanciyaga, y finalmente frente a los empresarios más fuertes de esta zona, volvió a confirmar que “La Región de los Tuxtlas se pondrá de moda”.

Partiendo más lejos aún, puesto que se comprometió con la creación de una súper carretera que nos comunique de manera más rápida y segura con los 2 puertos más importantes del Estado, el de Veracruz y del Coatzacoalcos, así como una llegada más pronta a la Capital del Estado.

Para los habitantes de los municipios que conforman esta hermosa zona, estas promesas no representan nada novedoso, puesto que las noticias del impulso al turismo y las creaciones de autopistas, hasta remodelaciones de carreteras o instalación de un aeropuerto, o construcción de una mayor infraestructura turística, han sido bandera de muchos ex candidatos y ex gobernadores, que pretendían llegar en el pasado a la Selva de Los Tuxtlas y cambiar “espejitos” por votos efectivos.

Es más, si no es que mi juventud me traiciona, pero no los documentos periodísticos e históricos que honran en mi poder, desde los tiempos de Miguel Alemán Valdés, a la Región de Los Tuxtlas se le pretende dar la categoría de destino turístico de primer mundo y desde aquellos años la larga fila de gobernadores han prometido lo mismo, y Los Tuxtlecos, como siempre; esperando.

Ya en el mandato de Fernando Gutiérrez Barrios y de Dante Delgado, se pretendían buscar mecanismos que lograrán el repunte económico de estos municipios. Posterior a esto se tuvo la graciosa idea de construir una carretera para que comunicara a las comunidades de La Costa de Ángel R. Cabada y San Andrés Tuxtla y así crear un corredor turístico que otorgara la posibilidad de aumentar la capacidad turística.

Excelente idea, pero mal cristalizada por quienes se colgaron este acierto durante mucho tiempo.

Ya con en el Gobierno de la Fidelidad, se habló mucho en materia turística, pero en realidad se hizo muy poco, fueron más de 30 visitas oficiales que tuvo Fidel Herrera Beltrán a estos lugares, y en su gran mayoría a mitad de su sexenio, se especulaba ya con un mayor impulso en este renglón.

Y, entonces, los tuxtlecos nos ilusionábamos con la instalación de un aeropuerto, con la llegada de más plazas comerciales, con la apertura de mayores fuentes de empleos, con la creciente de la actividad turística y comercial, con el aumento de una debida infraestructura hotelera, con la reconstrucción y no reparación de nuestras carreteras, y entre tantos ensueños más, que lograron que en materia turística nos embriagáramos del dulce del Fidelismo, para después despertar con una resaca natural, puesto que al final nos dimos cuenta que de lo prometido, poco fue lo cumplido.

Ahora bien, el compromiso del nuevo Gobernador de Veracruz, es mucho mayor, ya que el voto conseguido por los electores de la Región de los Tuxtlas, no fue por la continuidad de la Fidelidad, que en mucho quedó a deber en esta zona, sino porque la figura de Javier Duarte de Ochoa, representa un nuevo esquema político, social y sobre todo, económico; teniéndose la esperanza generalizada de que las condiciones de vida mejoren, sobre todo para las clases más desprotegidas, quienes como nunca, no están ajenas de buen o mal desempeño de sus representantes populares.

La sociedad en general, está cada vez más despierta y poco a poco se va comprometiendo también a trabajar en un beneficio colectivo, y esperan el llamado de su próximo Gobernador para impulsar el turismo en esta Región. Destacando aquí las iniciativas propias de los prestadores de servicios turísticos, que han hecho que en la zona de la Costa, año con año se tenga una mayor afluencia de visitantes nacionales y extranjeros, sobresaliendo la edificación de cabañas ecoturísticas y la apertura de comedores que preservan la gastronomía tradicional tuxtleca.

Es más, también sobresale la próxima profesionalización 45 empresarios que prestan servicios turísticos en Catemaco, quiénes bajo el empuje del Alcalde Electo de este municipio Eliuth Cervantes Ramírez, habrán de conseguir el famoso DISTINTO M, que otorga la COPARMEX Veracruz, y gracias a esto podrán tener acceso a más programas federales y estatales que impulsen a sus negociaciones económicamente y tengan una mayor cantidad de potenciales clientes.

Con decisiones como esta, el turismo en la Región tenderá a crecer, para el beneficio de todos, porque es necesario que los compromisos de la sociedad y gobierno, así como los programas de mejoras económicas sean factibles y reales, y no simples espejismos electoreros, como a los que ya nos estábamos acostumbrando.