Piden intervenga Gobernador ante la Junta Estatal de Camino

sat bachesIván Calderón, Santiago Tuxtla, Ver.-De nueva cuenta, vecinos de Santiago Tuxtla, que lamentablemente tienen que transitar por la carretera estatal que comunica a este colonial municipio con los Llanos del Sotavento, solicitan al director de la Junta Estatal de Caminos, licenciado Silvio Lagos Martínez, ponga más atención a esta vía de comunicación la cual se encuentra en pésimo estado.

Y es que la indiferencia del ex diputado local por este Distrito Silvio Lagos, ha extrañado tanto a propios y extraños, por que se pensó que a la llegada de este personaje se iba a ver beneficiada esta zona y es un hecho totalmente contrario, puesto que la gente de Santiago Tuxtla tanto como la de Isla ven con asombro cómo es que esta dependencia estatal ha hecho tanto en el norte del Estado y en esta parte de la Entidad simplemente Silvio Lagos Martínez simplemente no ha hecho nada.

Cabe destacar que en fechas pasadas el funcionario declaró que el bacheo ya se estaba ejecutando pero ante la extrañeza de muchos los trabajos se iniciaron y en días siguientes la maquinaria ya no estaba e incongruentemente el trabajo de bacheo se empezó a efectuar en zonas alejadas dejando a lugares tan importantes como el entronque con la carretera estatal y el tramo al hospital civil Teodoro A. Diez, en descuido.

“Por culpa del mal estado de la carretera han ocurrido muchos accidentes” afirmaron un nutrido grupo de ciudadanos que piden que el Gobernador del Estado Fidel Herrera Beltrán, intervenga de manera inmediata acentuando además que sus automóviles se han visto seriamente afectados por el inmenso mar de baches que existe en esta carretera.

“Solo queremos que cumpla su palabra” señalaron los inconformes quienes todavía no pueden creer el desinterés que Silvio Lagos Martínez ha demostrado con los municipios que tiempo atrás lo hicieron diputado local, el primer diputado de este nuevo distrito y en estas dos ocasiones tanto como legislador como funcionario está dejando un muy mal recuerdo.