Piden se reabran oficinas de 65+ en San Andrés Tuxtla, Ver.

Ciudadano de Texcaltitan y director de Desarrollo Social.
Ciudadano de Ángel R. Cabada.

Luis Manuel Toto Pólito | San Andrés Tuxtla, Ver.- Abuelos de la región tuxtleca lanzan un llamado a la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, pues desde aproximadamente quince días las oficinas del programa 65 y más, ubicadas en calle La Fragua en San Andrés Tuxtla se encuentran cerradas y tampoco hay personal que atienda las solicitudes o de información sobre afiliaciones.
El ciudadano Fernando Marcial de San Isidro Texcaltitan precisó que su esposa requiere ingresar al programa pero debido al cierre de esta institución no ha podido realizar su trámite.
“Ojalá esto se agilice y que intervengan el gobernador y el presidente de la República porque la verdad el campesino necesita este apoyo, ojalá nos escuchen porque la verdad si lo necesitamos, gasto cerca de cincuenta pesos en venir desde mi comunidad y no tengo respuesta, y a veces no hay dinero”, dijo.
Un ciudadano más de Ángel R. Cabada también expresó su inconformidad al acudir a las oficinas en la misma dirección; “están cerradas y no hay dirección de ellas, nada se sabe, estoy dando vueltas desde hace tres días y nada”, dijo el entrevistado.
Por su parte, el director de desarrollo social en San Andrés Tuxtla Enrique Ponce Ixba señaló que ya han solicitado arribe un titular y se reabra las oficinas en esta ciudad que estaban en calle la Fragua.
“La gente que recibe este programa no tiene donde recibir esta información, nos comunicamos a la delegación estatal y nos comentaron que no tienen personal designada para este lugar, por lo que hacemos un llamado al nuevo o nueva delegada de la SEDESOL federal en el estado para que envíen una persona y la gente no se vea afectada en la información”.
Confirmó que las oficinas se encuentran cerradas, sin personal: “conseguimos el número de la persona que estuvo encargada anteriormente pero no contesta”.
Abundó que mientras tanto esta dirección municipal pone a la disposición la información básica y canaliza las llamadas hacia la dependencia estatal mientras arriba un nuevo representante.