Policía Estatal logra asegurar auto robado

4142126

Notinfomex / Veracruz, Ver.—La detección de una camioneta con reporte de robo desató una balacera entre policías estatales y hombres a bordo del vehículo robado, sobre la autopista, en el tramo Córdoba – Orizaba, a la altura de una conocida universidad.
“Pensé que era un sueño. Escuché una ráfaga de detonaciones, me levanté y vi muchas patrullas, me dijeron que me metiera, porque era peligroso”, relató un vecino que fue testigo del enfrentamiento entre oficiales de la Policía Estatal y hombres armados.
Alrededor de las 4 de la madrugada, Mario «N», de 57 años, dormía en su domicilio, ubicado a un costado de la autopista, en el kilómetro 290+500. Cuando salió, descubrió a cuatro patrullas de la SSP.
Minutos antes los uniformados habían participado en la persecución de una camioneta Nissan Xtrail, con placas MWI4898 del estado de Morelos.
Las autoridades informaron que las detonaciones surgieron cuando perseguían a la camioneta sobre la autopista. Los hombres que iban a bordo bajaron de la unidad y huyeron hacia el monte que colinda con La Quebradora y Las Quintas, abandonando la camioneta. Momentos más tarde llegaron dos patrullas de la Policía Federal División Caminos, cuyos oficiales apoyaron en el auxilio.
El carril con dirección a Fortín estuvo cerrado por dos horas debido a que la camioneta quedó a mitad de camino.
“Estábamos abanderando por las maniobras de remodelación, cuando escuchamos disparos”, contó un hombre que solicitó el anonimato. Patrullas de la SSP recorrieron la colonia San Nicolás y el bulevar Córdoba-Fortín como parte de un operativo de búsqueda de los ocupantes de la unidad, que fue dejada en la autopista y que posteriormente fue trasladada por una grúa a un corralón, donde peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizan las diligencias.
Esta es la segunda ocasión que se presenta una balacera en este tramo de la autopista. La anterior sucedió el pasado 15 de octubre del 2014, cuando sujetos armados lesionaron con arma de fuego a un hombre para después subirlo a un automóvil.
Mientras unos policías arribaron a respaldar a sus compañeros, otros participaron en el operativo de búsqueda.
“Escuché una ráfaga de detonaciones, me levanté y vi muchas patrullas, me dijeron que me metiera, porque era peligroso”. Mario «N», vecino
Esta vez no fue una manifestación, sino un hecho delictivo lo que obligó a las decenas de conductores a detener sus vehículos por casi dos horas.
Tras el aseguramiento de la camioneta, la Policía Estatal se desplegó en la colonia San Nicolás y el bulevar Córdoba – Fortín, buscaban a los hombres con quienes minutos antes se habían enfrentado a tiros.